Cambios en bonos del Tesoro generan impacto en el mercado de Costa Rica

Mayores rendimientos tienen su impacto en mercado local

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Curvas-deuda_ELFCHA20130614_0007_5.jpg
    326x204
    Curvas de deuda
    / 14 JUN 2013

index

Los cambios en los rendimientos de bonos soberanos en el extranjero ya tuvieron efecto en el mercado local.

Concretamente, hicieron subir los rendimientos locales de bonos de largo plazo en dólares, con lo que se acortó el premio por invertir en colones, principalmente en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica.

Por ejemplo, el título con vencimiento al 2043, que salió a finales de abril con un rendimiento 5,48%, pasó a 6,18%, pero el 13 y 14 de junio volvió a bajar a 5,86%.

Dicho ajuste surge como respuesta a lo que sucedía con los bonos del Tesoro de Estados Unidos, que empezó a mitad de mayo pasado.

El valor de esos bonos se vio afectado a la baja por las noticias emanadas de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), donde han habido pistas que sugieren una eliminación de su programa de estímulo, pero también señales que indican que se mantendrá por más tiempo.

El temor surge porque, con la eliminación del estímulo, se espera que los precios de los bonos caigan aún más ante la ausencia del principal comprador ($85.000 millones por mes), explicó el gerente de asuntos económicos de Scotiabank, Vidal Villalobos.

El elemento variable de los bonos de deuda es el precio, pues sus rendimientos son fijos y, por lo tanto, el valor cambia para que el título pueda reflejar el rendimiento que existe en el mercado.

Al subir los rendimientos en el exterior, además de existir una referencia directa como los bonos costarricenses, los inversionistas nacionales también asumen esas expectativas y esperan que suban los intereses locales en dólares.

Aunque el reciente movimiento es calificado por analistas nacionales como un asunto pasajero, el impacto se sintió en las cotizaciones de los títulos, en especial los de más largo plazo, algo que incluso hizo que la curva de rendimientos se desplazara, mostrando un incremento.

Los intereses más elevados en dólares acortan el premio que se paga localmente por invertir en colones.

Ante esta circunstancia, se abre la posibilidad para que ocurran dos cosas: por un lado, que aumenten las tasas en colones con el objetivo de mantener ese premio y, por el otro, que haya un incremento de las tasas en dólares hace que aumente el atractivo por invertir en esa moneda y más inversionistas acudan a ella.

“Efectivamente, hemos visto una ligera corrección en el mercado local en dólares, en donde los rendimientos se están ajustando a la curva de los bonos de deuda externa de Costa Rica”, detalló José Mario Murillo, director transaccional de Grupo Sama.

Cambia el atractivo

Para el gerente de mercado internacional del puesto de bolsa Mercado de Valores, Douglas Montero, hubo un ajuste en los precios locales de los títulos, al punto que pueden llegar a competir con los eurobonos costarricenses.

En el pasado, las recientes emisiones costarricenses no resultaron tan atractivas para inversionistas en Costa Rica, precisamente porque en la plaza local se conseguían rendimientos mayores.

No obstante, Montero confirmó que, recientemente, ha habido un mayor volumen de compra de eurobonos por inversionistas locales para aprovechar la disminución de precios.

Los datos de eurobonos en Central de Valores lo confirman: del título con vencimiento al 2023 había en custodia, al 14 de junio, $25,49 millones, $3 millones más con respecto al 10 de mayo.

El que tuvo mayor aumento fue el Bde2025, que pasó de $12,95 millones a $19,45 millones.

Para Adriana Rodríguez, jefa de estrategia de Aldesa, es prácticamente inevitable que los instrumentos de deuda local también ajusten sus precios para guardar la relación con la curva de rendimientos externa.

Rodríguez también explicó que los bonos soberanos de países emergentes también bajaron de precio ante una salida de inversionistas institucionales.

Lo anterior está relacionado con la FED.

De nuevo, el rumor de cesar el plan de compras hace pensar a los grandes fondos de inversión que es mejor regresar a activos más seguros.

Esto tendría como efecto un rebote en los precios de bonos estadounidenses debido a la mayor cantidad de inversionistas buscando refugio.

Para el final de la segunda semana de junio, los valores ya habían logrado recuperarse tras un menor temor.

Los analistas coincidieron en que lo sucedido en las últimas semanas fue algo transitorio.

Algunos, se atreven a manifestar que efectivamente las tasas en dólares empezarán a subir próximamente, pero que será un proceso gradual en el que habrá de por medio volatilidad marcada por los datos que surjan de la economía.

Sostenbilidad y financiamiento