Nuevos bonos de deuda externa de Costa Rica hacen surgir apetito de inversionistas por el largo plazo

Nuevo bono de deuda externa al 2045 resultó atractivo para inversionistas internacionales

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!
  • /finanzas/Valor-bono-bde2023_ELFCHA20130426_0001_5.jpg
    326x204
    Valor del bono bde2023
    / 28 ABR 2013

index

Los inversionistas en el extranjeros demostraron que tienen apetito por instrumentos de largo plazo de Costa Rica.

La nueva emisión de bonos de deuda externa (eurobonos) determinó que existe credibilidad sobre el país como emisor de instrumentos a 30 años.

Los bonos con vencimiento en el 2045 han sido los de mayor precio relativo en el mercado secundario, es decir, que es donde se transan los títulos que ya fueron emitidos.

El pasado 23 de abril, Costa Rica volvió a emitir bonos soberanos internacionales, esta vez $500 millones a 12 años plazo y otro tanto igual pero a 30 años, algo que por primera vez hacen las autoridades hacendarias.

Esos instrumentos se unen a la emisión que vio la luz en noviembre del 2012 con un vencimiento en el 2023 y por $1.000 millones.

De la reciente colocación, el bono de 12 años se cotizaba, el pasado 26 de abril, a un precio mínimo relativo entre 100,85% y 101,35%. Para el de 30 años, los valores estaban entre 102,25% y 102,75%, datos que demuestran un mayor apetito por el de más duración.

Incluso, puestos de bolsa locales manifestaron que en los sistemas de negociación registraron un precio relativo de 102% el mismo día de la colocación.

En este proceso, el Gobierno sigue las recomendaciones de los bancos estructuradores con respecto al momento de la emisión, rendimiento y monto final. En esta oportunidad, el Ministerio de Hacienda escogió a las entidades Deutsche Bank y Barclays.

Según Douglas Montero, gerente de mercado internacional del puesto de bolsa Mercado de Valores, la demanda en el exterior por el bono de 30 años ha sido notoria y, de cierta manera, se comprobó con la ausencia de anuncios de venta inmediatos a la colocación.

Es usual que con este tipo de operaciones, parte de los inversionistas que adquieren los títulos en el mercado primario salgan a venderlos prácticamente de forma inmediata, para hacer ganancias de capital mediante el precio, a sabiendas de que tienen un activo altamente demandado.

Para Montero, lo anterior no ocurrió con el bono de 30 años y más bien su precio subió porque fueron pocos los inversionistas que estuvieron dispuestos a ofrecerlo para una reventa.

Este tipo de plazo es apetecido por inversionistas como fondos de pensiones y aseguradoras, que, a su vez, tienen la disponibilidad de manejar grandes cantidades de recursos.

Es usual que para largas duraciones las ofertas sean más atractivas: el mercado secundario demostró que de esa manera lo vieron los inversionistas, detalló el gerente general de Lafise Valores, Melvin Garita.

Mauricio Hernández, gerente del Portfolio Advisory Group de Scotia Valores, confirmó que el bono del 2043 resultó ser el más demandado, pues en el ambiente actual de tasas de interés bajas y con expectativas sin cambios, los inversionistas buscan lo más atractivo y un interés de 5,62% resultó llamativo al considerar que los otros países latinoamericanos no llegan ni al 5%.

Sin embargo, Hernández explicó que el movimiento del precio tampoco debe atribuirse solamente a la demanda. Para los bonos de muy largo plazo, el valor se mueve proporcionalmente más porque el rendimiento tiene a su vez poco desplazamiento, por lo que para un ajuste de tasas se requiere de más cambios en precio.

Por ejemplo, para el 2043, un aumento de 2,5 puntos porcentuales en el precio significó solamente una caída en el rendimiento de 17 puntos básicos.

Hasta el momento, el mercado ha considerado que los bonos costarricenses son un activo destacable, así se aprecia en el precio del bono que salió en noviembre pasado.

¿El rendimiento adecuado?

Los nuevos eurobonos pagan un rendimiento anual de 4,375% para el del 2025 y de 5,625% para el que vence en el 2043. El anterior, que caduca en el 2023, tiene un interés de 4,25%.

Para Montero, los porcentajes de la más reciente emisión son adecuados si se comparan con rendimientos de otros países con mejores calificaciones de riesgo.

Además, también poseen un interés relativamente bajo al compararlos con instrumentos nacionales. Por ejemplo, mencionó que el bono local en dólares al 2033 que tiene un interés del 5,25%, lo que hace una diferencia de 37 puntos base con respecto al bono internacional, lo que considera baja tomando en cuenta que hay diez años más en el plazo.

Otras emisiones de largo plazo

Bonos y rendimientos de soberanos a largo plazo.

Emisor
Vencimiento
Rendimiento
Costa Rica
2043
5,625%
Estados Unidos
2043 (30 años)
2,87%
Colombia
2041
4,11%
Brasil
2041
4,13%
El Salvador
2041
6,35%

INCLUYA SU COMENTARIO