ESTIMACIÓN DE EF EN TÉRMINOS PORCENTUALES Y EXCLUYENDO LOS PAGOS POR DEUDA

Gasto en orden público y seguridad gana peso relativo mientras protección social es estrujada

Del 2010 a la proyección presupuestaria del 2015, el porcentaje de gasto en protección social bajó de 22% a 19,5%; en orden y seguridad creció de 10,5% a 12%


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

A partir del 2010, se registra una lenta pérdida del peso relativo de lo presupuestado por el Gobierno Central en protección social, mientras se da un incremento en lo invertido en orden y seguridad.De ese año a la proyección presupuestaria del 2015, el porcentaje de gasto en protección social bajó de 22% a 19,5%, con una clara tendencia a la baja. Por su parte, en orden y seguridad creció de 10,5% a 12%.Esto no quiere decir que, en términos absolutos (millones de colones), el gasto en protección social se esté encogiendo. De hecho, pasó de ¢673.000 millones a ¢1,2 millones de millones. Sin embargo, lo que representa ese rubro entre el total gastado por el gobierno se ha hecho más pequeño.El gasto absoluto en orden público y seguridad pasó de ¢327.000 millones a ¢748.000 millones.En el resumen funcional que crea el Ministerio de Hacienda, el gasto en orden público y seguridad está compuesto por el servicio de policía, el gasto en justicia, centros de reclusión, investigación y desarrollo relacionado este elemento, la protección contra incendios y otros elementos no especificados.Por su parte, la categoría de gasto en protección social está compuesta por pensiones, ayuda a familias, exclusión social y otros.Los porcentajes no consideran lo que los presupuestos dedican al pago de deudas.Menos presencia de lo social y mayor del endeudamientoEl presupuesto del gobierno para el 2015 fue presentado el lunes 1 de setiembre. EF informó esta semana que los rubros que implican el pago de amortizaciones y de intereses ocupan una porción más grande del total programado y hacen que los otros destinos del dinero público se estrechen.El pago de la deuda del Gobierno Central empezó a estrujar el gasto social, como el apoyo a la educación y el impulso que se le dé a la actividad productiva.El presupuesto del Gobierno para el 2015 es por la suma de ¢7,96 billones, cantidad que es superior en ¢1,27 billones con respecto al aprobado el año pasado.El plan de gastos incluye un déficit proyectado del 6,7% del Producto Interno Bruto (PIB). 

Sostenbilidad y financiamiento