ATENAS DEBERÁ ENTREGAR 1.600 MILLONES AL FONDO MONETARIO AL FINAL DEL MES

Grecia pide agrupar sus pagos pendientes con el FMI

La medida es autorizada por la reglas del Fondo Monetario pero no ha sido utilizada desde que Zambia echó mano del recurso a mediados de los años 1980


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Atenas.- Grecia decidió utilizar la opción de agrupar cuatro pagos que tiene pendientes con el Fondo Monetario Internacional para este mes con el fin de hacer sólo uno a finales de junio, un indicio de que Atenas tiene dificultades para hacer frente a sus obligaciones.

La solicitud presentada el jueves, que es autorizada por las reglas del FMI pero que no ha usado ningún país durante décadas, tiene lugar en momentos en que Grecia trata de progresar en sus gestiones con sus acreedores internacionales. Estos tienen que aprobar un paquete de reformas en Grecia antes de desbloquear parte de un préstamo financiero.

"Las autoridades griegas han informado hoy al Fondo que planean agrupar en uno solo los cuatro pagos adeudados este mes, pagaderos ahora el 30 de junio", dijo el vocero del FMI Gerry Rice. "La decisión se propuso para encarar la dificultad administrativa de abonar pagos múltiples en un período breve".

Según una regla del FMI de los años 70, las naciones pueden agrupar pagos múltiples si caen dentro de un mismo mes. Desde que Zambia echó mano a ese recurso a mediados de los años 80, ningún país lo había hecho, según el organismo.

La deuda

El pedido permite a Grecia ganar tiempo. Su primer pago de poco más de 300 millones de euros ($340 millones) se vencía el viernes. Sus cuatro pagos adeudados al FMI este mes totalizan 1.600 millones de euros.

Grecia adeuda pagos mayores al Banco Central Europeo (BCE) en este verano, y no podrá abonarlos sin dinero de rescate. Enfrentaría entonces la perspectiva de una bancarrota, incapaz de pagar a sus acreedores, las pensiones y salarios a los empleados públicos.Eso podría ser el preludio de la salida del euro y el retorno a una versión devaluada de su antigua moneda, el dracma.

La postergación no parece afectar la capacidad de los bancos griegos de apelar al crédito de emergencia del Banco Central griego, como lo permite el BCE. Un vocero del BCE no quiso formular declaraciones sobre la medida.

Poco antes, el jueves, Grecia admitió que debía zanjar sus desacuerdos con los acreedores antes de recibir el dinero.

El primer ministro Alexis Tsipras no pudo resolver el estancamiento en Bruselas en una reunión nocturna con Jean-Claude Juncker, presidente del brazo ejecutivo de la Unión Europea. Eso decepcionó a los inversionistas europeos y el principal mercado bursátil de Atenas cerró con baja del 1,3%.

Tsipras señaló que se han logrado progresos sobre la magnitud del superávit presupuestario que Atenas debe conseguir. Pero agregó que persiste el desacuerdo sobre otras cuestiones clave como los aumentos propuestos al impuesto a las ventas y cortes en las pensiones.

El gobierno griego, elegido en enero con la promesa de poner fin al resistido plan de austeridad que exigían los acreedores a cambio de un rescate financiero, necesita que los acreedores le entreguen los 7.200 millones de euros ($8.200 millones) restantes para abonar las deudas inmediatas. Pero para acceder al dinero necesita que los acreedores acepten un programa económico.

Sostenbilidad y financiamiento