Octubre no presentó mejoras en confianza del consumidor en la economía

ICC se estancó en octubre; se esperan mejoras en próximos meses, pero por estacionalidad

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/ICC-Confianza_del_Consumidor-Octubre_ELFCHA20131115_0004_5.jpg
    326x204
    Octubre no presentó mejoras en confianza del consumidor en la economía
    / 15 NOV 2013

index

Una vez más, la desconfianza de los ticos en la economía fue la característica de octubre.

En los últimos cuatro años, este mes ha registrado los niveles más bajos de confianza entre los costarricenses y en este 2013 el comportamiento fue similar.

En octubre, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de EF registró 4,1 puntos de una escala entre 0 y 10. Es una cifra insuficiente para afirmar que el consumidor costarricense tiene confianza, pues eso se logra con valores superiores a 5.

Aunque no se trató de los 31 días de mayor pesimismo del año, pues julio y agosto pasados le superaron, octubre reportó el mismo desalentador nivel que en setiembre.

¿Las razones?

La principal causa se le atribuye a la poca disposición del tico para hacer compras grandes, pues un 64% considera que son malos tiempos.

Al igual que en el mes pasado, la mayoría cree que comprar casa o carro en este momento es una mala idea.

Por otro lado, un leve repunte en la mejora de expectativas de corto plazo y la evaluación sobre la situación de las familias hizo que los niveles reportados en setiembre no descendieran.

El ICC es elaborado por la firma Unimer para EF por medio de una encuesta a 400 jefes de hogar.

Desempleo y política

José Pacheco, gerente general de los más de 30 restaurantes Taco Bell en Costa Rica, le atribuye estos resultados a la desaceleración de la economía y su consecuente influencia en el nivel de desempleo, y a la falta de liderazgo político en un periodo de campaña electoral.

Solo en el segundo trimestre de este año, la tasa de desempleo medida por el Instituto Nacional de Estadística y Censos en su Encuesta Continua de Empleo, aumentó en 0,8% puntos porcentuales con respecto al periodo anterior y se colocó en 10,4%.

Los ticos lo están percibiendo. Según el ICC, un 63% se mantiene opinando que habrá desempleo e inestabilidad durante los próximos cinco años.

Además, casi cinco de cada diez valora negativamente la política económica actual.

“Posiblemente, los consumidores hoy tengan una actitud todavía más cautelosa a la hora de gastar, especialmente si perciben que su ingreso discrecional puede verse disminuido en el corto o mediano plazo”, explica Pacheco.

Para el economista y empresario Luis Mesalles, los datos del ICC son congruentes con la baja en la actividad económica y el alza en las tarifas de servicios públicos sentidos en el primer semestre del año, pues ello afectó considerablemente el ingreso disponible de los costarricenses.

De hecho, la mayoría espera que sus ingresos aumenten menos que la inflación (61%).

Philip Waugh, gerente de los almacenes de línea blanca Casa Blanca, cree que el comportamiento es el reflejo de un proceso electoral que genera ansiedad y expectativa entre la gente, pero que no piensa que es diferente a lo observado en años anteriores.

¿Mejores meses?

Según Valeria Lentini, directora regional de desarrollo de Unimer, en los últimos dos meses del año es común que el ICC aumente, pero la cifra no debe engañar, pues se trata de un efecto estacional.

De hecho, la expectativa de Unimer y de empresarios como José Pacheco, es que esta época navideña y de “viernes negro” tenga un efecto menor que en otros periodos.

“Hemos visto una política muy restrictiva del Banco Central, que si bien es cierto ha logrado mantener la inflación en niveles históricos bajos, también hace que el crédito y la inversión no crezcan y no se generen nuevos empleos”, comentó Julio Barquero, gerente general de la cadena de tiendas por departamentos Yamuni.

Los consultados coinciden además en que los verdaderos cambios serán determinados por el cambio de Gobierno y la aprobación o no de una nueva reforma fiscal.

Hasta entonces, la predicción es que el 2014 también será un año de baja confianza y sin cambio.

Sostenbilidad y financiamiento