Confianza del consumidor del primer semestre fue una de las más bajas de los últimos cinco años

El promedio semestral de la confianza del consumidor es de las más bajas de los últimos cinco años

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Confianza-consumidor_ELFCHA20130705_0001_5.jpg
    326x204
    Confianza del consumidor
    / 05 JUL 2013

index

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de EF cerró el primer semestre del 2013 como el segundo más bajo de los últimos cinco años.

El fin de estos primeros seis meses solo han sido superado por el del 2009, cuando había una crisis económica mundial.

Además, la medición de junio reflejó un deterioro en el estado de ánimo de los consumidores con un indicador de 4,2 puntos, que es el puntaje más bajo en este año y que también se presentó en abril pasado.

El ICC ha estado de malas en los últimos 29 meses, pues desde febrero del 2011 no supera el valor de 5 puntos, que es el que marca el límite entre la confianza y el pesimismo.

Al comparar el promedio semestral del Índice de los últimos cinco años, el 2013 es el segundo más bajo, solo superado nuevamente por el 2009. De estos periodos, el mejor fue en el 2010 con 5,48 y el único cuando ha habido confianza.

El puntaje más alto de este año fue de 4,6 y el de todo el 2012 fue de 4,8, ambos en los meses de enero, que usualmente arrojan valoraciones altas.

¿Qué es lo que afecta la confianza? En la encuesta realizada en junio, uno de los factores que más pesó en el deterioro de las opiniones fue la evaluación que hicieron las familias de su situación económica actual.

Cinco de cada diez consumidores dice que su condición económica está peor con respecto a hace un año. Esa misma proporción solo se alcanzó en el 2009.

La tendencia de esta opinión está en crecimiento desde febrero pasado, pues luego de estar en un punto relativamente bajo, 31,5%, se disparó hasta el 50%.

El comportamiento de la inflación es el principal motivo por el que las personas dicen que están en una peor condición, después mencionan que tienen salarios bajos.

Por niveles de ingreso económico, los más golpeados son los hogares de menos ingresos. En esta clasificación, el 63% dice que está peor que hace un año y en el nivel alto, es un 30%.

Reflejo de las condiciones

En lo que va del 2013, algunos indicadores económicos han reflejado un deterioro o, por lo menos, peores condiciones con respecto al año pasado.

El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) creció en abril pasado 0,2%, mientras que en el 2012 era de 1,4%.

En lo que se refiere a comportamiento de los precios, estos también llevan un mayor incremento con respecto al 2012, tanto en las comparaciones anualizadas como en las de los primeros seis meses del año.

Todas estas señales están en la economía real. Allan Cedeño, gerente general de la cadena de tiendas Ekono, reconoció que, desde febrero pasado, se percibió una contracción en el mercado.

Para combatir estos efectos, la empresa le apuesta a estrategias de promociones y descuentos con el fin de mantener el buen ritmo de ventas.

No obstante, aclaró Cedeño, todo tiene un precio, pues las empresas que deciden ser agresivas en ofertas terminan por recibir menos utilidades, al igual que quienes simplemente tuvieron menos ventas.

El ejecutivo dijo que señales como el comportamiento de las importaciones y exportaciones, el incremento en los costos de los servicios públicos, la restricción del crédito y la imagen del Gobierno, terminan por golpear a todo tipo de consumidor, generándole incertidumbre acerca de la situación económica.

Lo anterior incluye el comprador final y a las mismas empresas, que posponen inversiones y con ello generan una cadena de menos movimiento económico.

Para el economista Ronulfo Jiménez, existen elementos que reflejan un comportamiento débil de la economía.

Entre los factores, que se pueden enumerar están el estancamiento de la producción, la reducción del empleo en los primeros tres meses de este año con respecto al 2012 y un menor crecimiento del consumo entre enero y marzo pasados.

Otro de los elementos que se puede asociar al poco crecimiento económico es el estancamiento del crédito en el sistema bancario nacional en términos reales.

Precisamente, para la primera parte del año el crédito en colones entre todos los bancos ha mostrado menos dinamismo con respecto a los préstamos que otorgan en dólares.

Al suponer que el crédito en general crecerá en promedio igual a como lo hizo en los primeros cinco meses del año, al término del 2013 tendría un movimiento del 3,7% en total, porcentaje que es menor a la inflación esperada que es de 6,2%.

Sostenbilidad y financiamiento