Índice de Confianza del Consumidor influye en la actividad económica

Con 100 mediciones, los cambios en ICC se pueden ver reflejados cuatro meses después en el IMAE

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Gráficos
  • /finanzas/ICC_ELFCHA20130503_0005_5.jpg
    326x204
    Mediciones del ICC
    / 05 MAY 2013
  • /finanzas/ICC_ELFCHA20130503_0004_5.jpg
    326x204
    Proyecciones de las familias
    / 05 MAY 2013
  • /finanzas/ICC_ELFCHA20130503_0003_5.jpg
    326x204
    Confianza por nivel de ingreso
    / 05 MAY 2013

index

Los cambios en los precios afectan con un retraso de tres meses la confianza del consumidor, la cual, a su vez, tiene influencia en la producción nacional de cuatro a seis meses después.

De esta manera, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) refleja con rezago lo que sucede con el nivel de los precios, pero describe de manera adelantada lo que puede pasar con el ritmo de la economía medido por el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE).

La conclusión anterior se desprende al estudiar las 100 mediciones a las que llegó en abril el ICC de EF, elaborado mensualmente por la firma Unimer desde enero del 2005.

Con todas estas observaciones, se realizaron diferentes pruebas en las que se encontraron correlaciones y causalidades entre el ICC y el Índice de Precios al Consumidor (IPC), y la producción económica mensual.

Valeria Lentini, directora regional de desarrollo de Unimer, explicó que existe una comprobación econométrica en la que la inflación influye o afecta en la confianza y esta en la producción.

Sin embargo, Lentini advirtió que todas estas variables también son afectadas por otros indicadores de la economía.

Las relaciones entre estos indicadores no quedan limitadas a un solo periodo de tiempo. Los análisis de las 100 mediciones comprobaron que el ICC afecta al IMAE y al porcentaje de variación de este entre cuatro y seis meses después.

Así, el resultado del ICC de abril pasado, que fue de 4,2 puntos con un descenso de 0,2 puntos respecto a marzo, tendría algún grado de relación con el IMAE que habrá en agosto próximo.

También, fue posible observar que la relación puede ser inversa, es decir, que el IMAE afecta al ICC y sus niveles de variación desde dos hasta seis meses de rezago.

Otros hallazgos fueron las correlaciones positivas del ICC con el nivel de actividad económica, y negativas con la variación interanual de los precios. No obstante, estas no indican una relación que implique algún efecto.

100 meses

En el cúmulo de las 100 veces que se ha elaborado el ICC, el saldo para el indicador está del lado de la confianza, es decir, en 55 ocasiones ha mostrado optimismo para el consumidor.

El Índice se mide en una escala que va de 0 a 10, donde 5 es el límite entre la confianza y el pesimismo entre los hogares.

Vidal Villalobos, economista del Portfolio Advisory Group de Scotiabank, confirmó que algunos instrumentos en estadística requieren como mínimo de 30 observaciones, por lo que con 100 se facilita la valoración de información, interpretación y el análisis de los resultados. Además, la cantidad de datos permite relacionarlos con otra información.

Villalobos confirmó, por su parte, que al comparar el ICC con el IMAE se aprecia que el primero cambia de tendencia con algunos meses antes que lo haga el comportamiento de la economía. “El ICC se tomaría como un importante instrumento de antelación (o predictor) del desempeño de la economía nacional”, agregó.

Para el economista Juan Muñoz, la importancia del ICC está en el método de medición, pues será un buen indicador si la muestra está bien seleccionada.

Muñoz se refiere a la muestra de la encuesta de los jefes de hogar a quienes se les hacen las consultas sobre sus condiciones económicas actuales y futuras de mediano y largo plazo.

Añadió que otro de los elementos relevantes del ICC es su cambio en cualquier periodo, ya sea de un mes a otro o de un año a otro.

El ICC también se ha unido a variables como el empleo y el nivel de los salarios, junto con los cuales se hacen proyecciones del comportamiento del consumo privado cada seis meses.

Sostenbilidad y financiamiento