COLOCACIÓN POR $500

Mayoría de bonos del ICE fueron comprados por inversionistas de Estados Unidos



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Un 67% de los inversionistas que compraron los nuevos bonos internacionales del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)  fueron de Estados Unidos y un 69%  fondos de inversión, informó hoy el gerente general de la entidad, Martín Vindas.

El ICE realizó una nueva emisión por $500 millones a un plazo de 30 años el pasado 8 de mayo. La tasa de interés ofrecida en los cupones fue de 6,375%. Esta emisión se hace dos semanas después de que el Gobierno de Costa Rica también emitiera por primera vez bonos soberanos a 30 años, con un rendimiento de 5,625%.

Según la distribución por tipo de inversionistas, los segundos más importantes fueron los fondos de cobertura (14%) y en tercer lugar compañías aseguradoras (7%). Esta distribuición no difiere mucho de la que se presentó con la venta de los bonos soberanos, donde predominaron los fondos de inversión como compradores.

En lo que respecta al origen de los compradores, los segundos en importancia fueron los ingleses (20%), el resto de Europa de tercero (8%) y de Latinoamérica compraron un 4%.

Aunque los bonos son por $500 millones, el ICE recibirá $491,79 millones, debido a que el precio de venta no fue igual al facial de los títulos. Este precio relativo fue de 98,359% respecto al monto de la emisión.

Ese cambio en el valor inicial hace que el rendimiento de salida aumente, pues el cálculo final fue una tasa de 6,5%. Los emisores de bonos en el mercado internacional ocasionalmente rebajan el precio facial de sus instrumentos para hacerlas más atractivas ante los inversionistas, aunque asumen un costo al hacer este tipo de operaciones.

Precisamente lo anterior es lo que ocurrió con el ICE, que recibirá un monto menor, pero el pago de intereses que deberá hacer en el futuro será basado en 6,375%. Según Vindas, decidieron hacer la modificación en el precio porque significará en el futuro un menor pago por los cupones vencidos y eventualmente una utilización óptima de los recursos financieros.

El gerente del ICE confirmó que la demanda por los bonos fue de $5.064 millones, es decir, diez veces el monto de la emisión y que el plazo de 30 años lo seleccionaron porque produce un mejor calce de la inversión en proyectos de generación eléctrica con el fondeo de los mismos.

La vida útil económica de los proyectos eléctricos del ICE es de 25 a 45 años, por lo que el plazo de 30 años concuerda más con el ritmo de la entidad, dijo Vindas. Reconoció que también el hecho que el Gobierno hubiera emitido semanas atrás al mismo plazo ayudó al establecer un parámetro de comparación.

El gerente de mercado internacional del puesto de bolsa Mercado de Valores, Douglas Montero, dijo que es difícil lograr un rendimiento como el del ICE al tomar en cuenta el plazo utilizado, pero que se aprovechó un apetito por el largo plazo que existe entre los inversionistas institucionales.

Por su parte, Melvin Garita, gerente del puesto de bolsa Lafise Valores, recordó que el descuento ofrecido por el ICE en el precio de salida puede disminuir sus pagos futuros, pero es un costo que siempre paga, que en este caso se trató de $8,2 millones.

Según Garita, la referencia inicial para el rendimiento de los bonos fue de 7%, que al final terminó por ser inferior. Es decir, la expectativa al principio era de un costo más alto.

Sostenbilidad y financiamiento