SEGÚN ÍNDICE BIG MAC CALCULADO POR THE ECONOMIST

Tipo de cambio debería estar en ¢471,84

Moneda estaría subvaluada en un 5,4%, según el estudio


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si se toma en cuenta el costo promedio que tiene la hamburguesa Big Mac de McDonald's en Costa Rica versus lo que cuesta en Estados Unidos, nuestro tipo de cambio del dólar debería costar ¢471,84.

Eso significa que nuestra moneda está subvaluada en un 5,4%, según el Índice Big Mac de julio del 2013, calculado por la revista The Economist. La revista usa un tipo de cambio promedio de compra (¢498) y no el promedio del mercado mayorista, hoy en ¢500,31.

Usted puede ver los resultados para los diferentes países aquí.

El índice fue creado en 1986 como una guía simple para determinar si las monedas de diferentes países se encuentra en su nivel adecuado. Está basado en la teoría de la Paridad del Poder de Compra (PPP, por sus siglas en inglés), que indica que los tipos de cambio deberían igualar los precios de una canasta de productos y servicios identica en dos países distintos.

En el caso actual, por ejemplo, el índice indica que mientras un Big Mac en Estados Unidos cuesta en promedio $4,56, en China solo vale $2,61, eso significa que el yuan está subvaluado en un 43% en este momento.

La publicación aclara que la llamada "Burgueconomía" no pretende ser un calibrador preciso de la desalineación de las monedas, sino una herramienta para hacer la teoría de los tipos de cambio más digerible.

Precisamente, a este indicador se le critica, por ejemplo, porque no toma en cuenta los precios de otros bienes y servicios, ni otros elementos como el movimiento de capitales de un país a otro.

En el caso costarricense, el hecho de que la nueva medición indique que el tipo de cambio debe ser más bajo surge luego de la fuerte presión que sufrió el Banco Central, a finales del 2012 y principios del 2013, por eliminar la banda cambiaria (con un piso hoy de ¢500) debido a la cantidad de dólares que ingresaron aprovechando el nivel de las tasas de interés en colones.

Ese gran ingreso de divisas obligó al Central a comprar los dólares para defender el tipo de cambio, arriesgando encender la inflación. Precisamente, para evitar eso, fue el Gobierno empezó a bajar sus tasas de interés, lo mismo que el Central y se fijó una directriz para evitar el crecimiento del crédito.

El Gobierno se opuso a eliminar las bandas cambiarias tras la presión por parte de los exportadores, quienes temían que el tipo de cambio se desplomara y ocasionara pérdidas y despidos.

De momento, el tipo de cambio lleva casi tres semanas sin tocar el piso de la banda cambiaria y el Banco Central no ha vuelto a comprar divisas.

Sostenbilidad y financiamiento