Liquidez inunda el sistema financiero hace un año

Menor colocación de crédito es una de las razones que mantiene alta la disponibilidad en entidades

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Liquidez-Mercado_Integrado_de_Liquidez-Tasa_de_Politica_Monetaria-Banco_Central-bancos_ELFCHA20150918_0002_5.jpg
    326x204
    Liquidez inunda el sistema financiero hace un año
    / 18 SEP 2015
  • /finanzas/Liquidez-Mercado_Integrado_de_Liquidez-Tasa_de_Politica_Monetaria-Banco_Central-bancos_ELFCHA20150918_0003_5.jpg
    326x204
    Liquidez inunda el sistema financiero hace un año
    / 18 SEP 2015

index

Desde hace más de un año la disponibilidad de dinero o liquidez en colones inunda el sistema financiero nacional.

Las entidades han abarrotado con depósitos el Mercado Integrado de Liquidez (MIL) del Banco Central de Costa Rica (BCCR), el cual en ocasiones ha alcanzado máximos superiores a ¢250.000 millones desde noviembre del 2014 a la fecha. .

Incluso, ese dinero se ha mantenido a pesar de que la tasa de interés que obtienen es una de las más bajas y tiene una tendencia decreciente en los últimos seis meses debido a los ajustes realizados a la Tasa de Política Monetaria.

Esa liquidez en el MIL es dinero que las entidades pueden utilizar al día siguiente si lo desean y excluye lo que inyecta al sistema el BCCR y los fondos que se prestan, es decir, es una cantidad neta disponible.

De enero a setiembre, el MIL tiene un saldo neto en promedio de ¢145.260 millones, pero de junio a diciembre pasado el monto era de ¢97.896 millones.

Lo que se espera en los mercados de liquidez es que estos se comporten de una manera relativamente volátil, que en ocasiones muestren faltantes de dinero y que con facilidad se presenten sobrantes, no que permanezca un exceso por mucho tiempo.

No obstante, la situación que ha predominado es el exceso de dinero, el cual podría estar orientado a la colocación de más préstamos.

Para este año, el Central espera que a diciembre el crédito al sector privado aumente un 12,9%. En agosto pasado el aumento interanual del crédito en todo el sistema financiero era de 10%.

Desde algunas instituciones financieras reconocen que existe una disminución en el apetito por el crédito sin detallar en las posibles razones.

Para Leonardo Acuña, subgerente general del Banco de Costa Rica (BCR), la liquidez ha aumentado debido que la demanda de préstamos ha sido menor a la esperada.

La falta de dinamismo crediticio puede ser una de las razones para la permanencia de la liquidez, mas no es la única, pues también depende la preferencia de plazo que tengan los ahorrantes, pues si estos manejan sus capitales con plazos cortos, obligarán a las entidades a tener la disponibilidad correspondiente.

En espera

Ligado al tema del ahorro, la liquidez puede estar estimulada por la expectativa que existe por mayores tasas de interés, opinó Guillermo Bolaños, gerente financiero de la Mutual Cartago de Ahorro y Préstamo (Mucap).

En Costa Rica y en el exterior, principalmente en Estados Unidos, los inversionistas están a la espera de un aumento en las tasas de interés.

Localmente, la espera de mayores intereses es debido al déficit fiscal esperado para el 2016 y la creciente necesidad del Ministerio de Hacienda por obtener financiamiento.

Quienes mantienen el dinero en el corto plazo tendrían una ventaja ante el eventual incremento de intereses, básicamente quedan en posición de trasladar sus inversiones al largo plazo y aprovechar los incrementos.

“Esta abundancia de colones no se ha traducido en una disminución de las tasas comerciales, en buena medida porque todavía se reflejan expectativas de mayores tasas en el futuro”, dijo Jonathan Valembois, gerente de finanzas de Banco Lafise.

Manfred Lacayo, gerente financiero de la financiera Desyfin, confirmó que el sector ha incrementado la liquidez por el lento aumento en el crédito y que a su vez este va acorde con el comportamiento de la producción, pues el Producto Interno Bruto esperado para este año por las autoridades monetarias es de 2,8%, menor que el del 2014.

Lacayo agregó que, además, parte de los excesos de liquidez de las entidades financieras los deben depositar en instrumentos con ponderaciones de riesgo bajas como los del BCCR.

Por su parte, Mario Vásquez, director de tesorería de Scotiabank, aseguró que el aumento que han experimentado en el volumen de la solvencia responde a la cobertura que deben tener para cubrir los requisitos en las normativas de calce de plazos y en el índice de cobertura de liquidez.

Menos ganancia

Con las disminuciones hechas este año a la Tasa de Política Monetaria, los rendimientos aplicados en el MIL también han bajado.

Incluso se han ubicado en la parte baja del corredor establecido por el Central que en este momento está entre 2% y 4%.

De esa manera, las ganancias por tener dinero estacionado en ese mercado se pueden ver reducidas y pueden ser un mal negocio si se compara con colocar esos recursos en préstamos.

Bolaños aclaró que el MIL es utilizado principalmente para administrar las posiciones de liquidez y no para buscar una rentabilidad. “No consideramos que se vean afectados los resultados de las entidades financieras”, agregó.

Por ser el MIL un instrumento que favorece la ponderación del índice de cobertura de liquidez es probable que las firmas prefieran llevar los recursos a esa plataforma en lugar de llevarlos a otras opciones como fondos de inversión de mercado de dinero o recompras en el mercado de valores, aunque estas tengan mayores rendimientos.

Valembois también aclaró que los volúmenes de liquidez en colones no afectan a todos por igual, pues los bancos privados manejan una buena parte de sus cuentes en dólares y aunque también existe un mercado de liquidez en dólares, en este no interviene el BCCR con sus tasas de interés de referencia.

Sostenbilidad y financiamiento