Mercado de valores ayuda a ordenar la gestión de la deuda pública

Emisión de títulos en la plaza de valores organizada crea precios adecuados

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Mercado_de_valores-deuda_publica-Hacienda-BCCR-emisiones-bonos-inversiones_ELFCHA20140124_0006_5.jpg
    326x204
    Mercado de valores ayuda a ordenar la gestión de la deuda pública
    / 24 ENE 2014

index

El mercado de valores es el sitio donde el Gobierno puede lograr que su deuda sea gestionada de la mejor manera en lo que respecta a costos, plazos y oferentes de recursos.

Teóricamente, el hecho de acudir a una plaza organizada y eficiente para obtener recursos implicará para el demandante la posibilidad de conseguir el dinero a un menor costo y para el oferente representa la obtención de mejores rendimientos. Para el mercado en general, implica transparencia y generación de información.

¿Qué clase de información? Al ser el Gobierno uno de los principales demandantes de recursos en la economía, cuando acude a un mercado abierto para solicitar financiamiento, sus necesidades y el precio que está dispuesto a pagar para solventarlas se convierten en referencia para el resto de participantes.

De esa manera, en el mercado de valores, el Ministerio de Hacienda puede gestionar su deuda de manera más ordenada y a costos de mercado.

En Costa Rica, el Ministerio de Hacienda es el principal emisor en el mercado de valores, pues el tamaño del sector privado es reducido y el bancario carece del mismo volumen. Para el 2013, el Gobierno hizo subastas por ¢1,29 billones, dinero utilizado para sufragar los gastos como salarios e intereses de otras deudas.

Debido a que el año pasado Hacienda realizó una emisión de bonos en el exterior, su necesidad de recursos bajó con respecto a la del 2012. .

“Dado que el Gobierno es uno de los mayores participantes en el mercado de valores, a partir del costo de los recursos que este obtiene, se fija el costo de financiamiento para los demás agentes económicos, dependiendo del riesgo inherente a los valores emitidos”, explicó Melvin Quirós, subdirector de la Dirección General de Crédito Público de Hacienda.

Melvin Garita, economista, considera que una participación activa de Hacienda hace que se generen los valores necesarios para crear lo que se conoce como una curva de rendimientos, la cual sirve para comparar los precios de otros instrumentos financieros.

Por el costo de los recursos

Para el economista José Luis Arce, la gestión de la deuda pública en el mercado de valores se puede comparar al manejo de la deudas de una persona.

Si esta acude al mercado informal de préstamos (prestamistas), probablemente obtendrá los recursos a un costo elevado y con condiciones limitadas, por ejemplo, sin la posibilidad de contar con la posibilidad de plazos largos.

En cambio, si la gente acude a las entidades financieras formales, tiene la posibilidad de encontrar productos en mejores condiciones generales, incluyendo las tasas de interés.

Según Arce, para un ente deficitario, y además con un nivel de endeudamiento alto, como el Gobierno, resulta trascendental la búsqueda de ahorros en los intereses que deba pagar más adelante, lo cual se logra con un manejo diversificado de plazos, monedas, instrumentos y hasta mecanismos de colocación.

A la fecha, Hacienda emite diferentes tipos de bonos como los de rendimiento variable o fijo, en dólares, unidades de desarrollo y colones y a plazos que van desde menores a un año hasta 20 años.

Según Quirós, aunque Hacienda tiene la potestad de organizar y utilizar los mecanismos que crea convenientes para emitir sus valores, existen parámetros o buenas prácticas internacionales para la gestión de la deuda que incluye la participación del Gobierno en los mercados organizados de valores.

Lo anterior tiene como objetivo el fomento de la transparencia, creación y flujos de información, formación de precios y también el desarrollo del mercado secundario de valores.

No obstante, una eventual segmentación de la deuda en otras plazas o mecanismos ocasionaría una pérdida de calidad en la formación de los precios. Debido a que el tamaño de algunas emisiones son relativamente pequeñas, la concentración de la liquidez o de los recursos disponibles, fomenta una mejor formación de los precios de los bonos, explicó el gerente general de la Bolsa Nacional de Valores, José Rafael Brenes.

La costumbre de Hacienda, específicamente de la Tesorería Nacional, ha sido la de anunciar semestralmente el plan de colocación de su deuda.

Sostenbilidad y financiamiento