Nueva reforma abre cinco opciones para participar en el mercado de valores

Un mercado de negociación directa y apertura para ofrecer valores extranjeros son algunas reformas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El mercado de valores está ante la posibilidad de facilitar la llegada de más inversionistas por medio de cinco vías. Así se propuso en el proyecto de ley que pretende cambiar las reglas del sector.

De esos cinco caminos, cuatro son totalmente nuevos y uno tendría una modificación con respecto a lo que existe.

Crear un mercado de negociación directa de bonos de deuda, facilitar las operaciones bursátiles para pequeños inversionistas, ampliar las condiciones para la oferta de valores internacionales, abrir las negociaciones primarias y permitir que inversionistas desde el exterior tengan operaciones en Costa Rica son esos cinco caminos que se abrirían.

Además, otros cambios propuestos serían rutas alternas para que los inversionistas o los emisores de valores lleguen con más facilidad al mercado. También se incluyeron ajustes a las operaciones, es decir, mejorar los vehículos en los que se conducirían los participantes.

Parte de esas otras modificaciones son una clasificación más precisa del tipo de inversionistas, regular las asesorías de inversión y delimitar las responsabilidades de los intermediarios bursátiles.

El pasado 12 de diciembre, el presidente del Banco Central de Costa Rica, Rodrigo Bolaños, dio a conocer el proyecto para reformar la Ley reguladora del mercado de valores , texto que es el resultado del denominado Consejo Nacional para el Desarrollo del Mercado de Valores.

Este Consejo tenía como objetivo señalar al Gobierno una ruta para desarrollar el mercado, lo que incluía cualquier tipo de acción. Respondía al segundo vicepresidente, Luis Liberman, quien encomendó la coordinación al Banco Central.

Precisamente, el grupo conformado tomó como base un diagnóstico que se realizó en el 2012 y fue así como encomendó la elaboración de este borrador.

La conclusión generalizada es que el mercado necesita de un cambio profundo que solo sucederá si se cambian las principales reglas.

La Ley actual entró en vigencia en enero de 1998 y a la fecha solo ha tenido modificaciones parciales que no han cambiado los principios fundamentales.

Bolaños cambió de opinión en el proceso. Inicialmente, consideró que se podría lograr un mayor desarrollo con ajustes parciales, pero posteriormente reconoció que solamente modificando la Ley era posible pensar en mejores condiciones.

Ahora, el borrador del proyecto se encuentra en un periodo de consulta hasta el 31 de enero del 2014 y el Gobierno pretende enviarlo a la Asamblea Legislativa el 14 de febrero.

Nuevas vías

Una de las principales novedades en la propuesta es la creación de un mercado de negociación directa (Menedi), iniciativa que se desprende de la recomendación hecha por consultores del Banco Mundial y que consistía en la creación de un mercado de mostrador, conocido en inglés como over the counter .

En este mercado podrán participar inversionistas institucionales mediante la compra y venta de valores en forma directa, es decir, no necesitarán de un intermediario bursátil para hacerlo como hasta hoy es la práctica.

La diferencia con respecto a otras plataformas de negociación del mismo tipo, es que este mercado pretende ser abierto y transparente, es decir, todos los participantes pueden ver las operaciones que se realizan y sus respectivas contrapartes, así como los precios y montos de cada transacción.

Según Bolaños y Elián Villegas, uno de los redactores del proyecto de ley, la propuesta es crear el Menedi se fundamenta en tener un mercado transparente, pues en los over the counter que operan en otros países la dinámica, más bien, es de poca información, pues en ocasiones las partes de una compra-venta llegan a un acuerdo sin conocer otros precios o condiciones del mercado.

Para el gerente general de la Bolsa Nacional de Valores (BNV), José Rafael Brenes, este tipo de organización sugerida efectivamente provee más transparencia. Agregó que de la forma en que está planteado es similar a una de las ruedas de negociación que actualmente opera la BNV, con la diferencia de que las reglas serán las que cambien.

Otra de las nuevas carreteras abiertas, y en especial para el inversionista, es el denominado acceso directo, pues la propuesta incluye que los puestos de bolsa podrán dar paso a que los inversionistas realicen inversiones sin intermediarios, siempre y cuando se cumplan un mínimo de condiciones.

Para lo anterior, el inversionista deberá asumir responsabilidad plena de sus acciones frente al puesto de bolsa.

Lo que se pretende con este tipo de autorización es que algunos de los clientes de los puestos de bolsa puedan gestionar sus portafolios, eso sí, bajo los parámetros que previamente haya fijado el puesto de bolsa.

Según Villegas, se trata de crear un sistema similar a los servicios que dan los bancos por medio de sus sitios en Internet, en donde usualmente se pueden hacer transferencias o certificados de depósito. Por lo tanto, se intentaría que los clientes, especialmente aquellos cuya atención demanda más costos, hagan órdenes de inversión o liquidaciones por su cuenta dentro de parámetros autorizados.

La cuarta de las vías tiene una ampliación y se trata de la oferta de productos internacionales. La legislación actual permite que inversionistas locales hagan operaciones con instrumentos del exterior, pero solamente bajo pedido del interesado.

La propuesta autoriza a los puestos de bolsa a recomendar a los clientes, de manera individual, instrumentos financieros extranjeros, siempre y cuando también se suministre asesorías para estas operaciones.

El establecimiento de la denominada jurisdicción reconocida sería la quinta ruta de entrada al mercado costarricense, la cual permitiría inversionistas del exterior la posibilidad de efectuar operaciones en Costa Rica sin la necesidad de domiciliarse.

Con esta figura legal, se autorizaría a un puesto de bolsa en otro país hacer operaciones en los sistemas de negociación locales, por lo que en principio se atraerían más inversionistas.

Un proceso

Por el momento, la iniciativa del Central ha recibido un apoyo inicial por parte de participantes en el mercado, principalmente porque se trata de una reforma integral y no parcial, la cual sería insuficiente en este momento.

Para el gerente general del puesto de bolsa Acobo, Orlando Soto, se debe evitar ver el proyecto de ley como una solución automática a las deficiencias que tiene el mercado en este momento y más bien advirtió que el reto principal será la emisión de reglamentos.

Por su parte, José Rafael Brenes tiene una opinión favorable al proyecto porque abre posibilidades para el inversionista.

El exsuperintendente general de valores, Danilo Montero, también alabó el hecho que sea una reforma integral y que incluya figuras que actualmente están incluidas. Sin embargo, duda de que los cambios se puedan dar muy pronto.

Las prioridades en la Asamblea Legislativa son de otra índole, mientras tanto, el mercado de valores necesita algunos cambios urgentes para ganar en volumen, agregó Montero.

Rodrigo Bolaños reconoció que se trata de un proceso lento, y cuando llegue al Congreso la aprobación puede tardar años como sucedió con la Ley actual.

El jerarca del Central insistió en que el mercado y sus participantes han pasado muchos años sentados en un estado de tranquilidad negociando bonos de deuda pública, condición que debe cambiar con un mayor dinamismo y apertura.

Sostenbilidad y financiamiento