Aparece sutil presión por tasas de interés más altas en el mercado de valores

Subastas de Hacienda reciben demanda moderada por intereses más altos para el largo plazo

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Ministerio_de_Hacienda-bonos-deuda-tasas_de_interes-rendimientos_ELFCHA20140221_0003_5.jpg
    326x204
    Aparecen sutil presión por tasas de interés más altas en el mercado de valores
    / 21 FEB 2014

index

Una sutil presión hacia el alza en las tasas de interés se empieza a ver en las subastas de títulos del Ministerio de Hacienda en lo que va del 2014.

Algunos bonos de largo plazo están recibiendo esa tensión en las colocaciones que ha hecho el Gobierno, pues las ofertas de compra tienden a solicitar intereses más altos en las fechas más recientes.

Por el momento, los inversionistas han buscado ajustes de unas décimas de puntos porcentuales entre una subasta y otra de un mismo instrumento.

Ese ligero cambio es posible verlo en los resultados de las subastas de Hacienda que se dan a conocer todas las semanas.

Por ejemplo, el título de propiedad (TP) de tasa fija con vencimiento en el 2033 (G210933) es uno de los que ha ido subiendo en el mercado primario. El pasado 13 de enero se subastó a una tasa promedio de 9,65% y el 10 de febrero se transó a 9,99%.

Más recientemente, en la subasta del 17 de febrero se pidió para este bono una tasa máxima de 13,07%.

El efecto también es visible en el mercado secundario, donde un bono con un plazo de nueve años pasó de cotizarse en 9,08% a 10%, según los datos aportados por la Bolsa Nacional de Valores.

En el largo plazo

El movimiento en rendimientos está concentrado en instrumentos de largo plazo y, por el momento, los que tienen una duración menor a un año carecen de presiones y se mantienen estables.

José Mario Murillo, director transaccional del puesto de bolsa Sama, calificó la presión como moderada y coincidió en que recae sobre el mediano y el largo plazo.

Por otro lado, explicó que la alta liquidez en colones mantiene –por ahora– las tasas de corto plazo estables, pues quienes tienen ese dinero insisten en permanecer así para aprovechar mejores rendimientos cuando estos suban.

Desde inicio del 2014, los asesores de inversión advirtieron a los inversionistas locales que una estrategia recomendable para este año era esperar el incremento en las tasas, debido, entre otras razones, al efecto que tendría el aumento de rendimientos en Estados Unidos.

Los pronósticos se centran en que una reacción más contundente sobre las tasas locales se verá reflejada en el segundo semestre.

Sin embargo, todo depende de varios factores como la demanda de recursos para préstamos por parte de los bancos, el apetito de Hacienda para cubrir el déficit fiscal y el comportamiento de la economía internacional, en especial de la estadounidense, en donde el tiempo del dinero barato está llegando a su fin.

Juan Francisco Rodríguez, gerente general del puesto de bolsa Popular Valores, considera que la presión aumentará o disminuirá en el tanto los bancos busquen dinero para realizar sus préstamos en colones.

Para este año, el Banco Central pronosticó que la cartera de créditos en moneda nacional crecerá un 11,2%, cifra que es dos puntos porcentuales más alta que la calculada para el 2013.

La condición que haría las veces de válvula de escape a la presión sería una nueva emisión de bonos de deuda externa, pues eso bajaría la necesidad de Hacienda por recursos en el mercado local y, por lo tanto, tendría la capacidad de negarse a asignar bonos a ciertas tasas que considere elevadas.

Lo acontecido recientemente son las señales de lo que se esperaba desde hace días, dijo Vidal Villalobos, analista de Portfolio Advisory Group de Scotiabank.

Villalobos considera que el traslado de ese efecto en los intereses de corto plazo como la Tasa Básica Pasiva (TBP) se dará hasta dentro de algunos meses debido a que existe un volumen importante de liquidez. “No esperamos incrementos importantes en el primer semestre hasta tanto regrese la confianza referente a los nuevos procesos políticos”, agregó el analista.

La TBP refleja el valor promedio que las diferentes entidades financieras están dispuestas a pagar por depósitos a plazo que van entre 150 y 210 días.

Si la demanda por tasas más altas llega a la TBP, las condiciones económicas de los hogares pueden resultar afectadas, pues con el incremento también ocurriría un encarecimiento en el costo de los créditos que están ligados a este indicador.

No obstante, el estrujamiento en las tuberías de las tasas de interés crecerá a lo largo de este 2014. Por un lado, las expectativas son alimentadas por el crecimiento de las tasas en Estados Unidos y, por otro, el propio Ministerio de Hacienda ha dicho claramente que el déficit fiscal llegaría a 6% del Producto Interno Bruto.

Adicionalmente, en la reciente presentación de su plan de deuda para el primer semestre, uno de los mensajes fue contundente: necesitará de más dinero en comparación con los últimos dos semestres.

Según el plan, el Gobierno captará un 47% más de dinero de lo que logró captar entre julio y diciembre del 2013. Sobre esas expectativas los inversionistas se basan para hacer proyección de los rendimientos.

De esos fondos, un 87% se requiere en instrumentos de largo plazo o que, al menos, excedan el año de vigencia.

Presiones en las subastas

Ofertas y tasas asignadas en colocaciones del Ministerio de Hacienda.

Bono B180429
Fecha subasta Mínimo ofrecido Máximo ofrecido Promedio
3/1/20147,49%7,5%7,5%
13/1/20147,5%7,64%7,58%
10/2/20147,64%7,68%7,64%
17/2/20147,64%7,64%7,64%%
Bono G210933
Fecha subasta Mínimo ofrecido Máximo ofrecido Promedio
13/1/20149,64%9,65%9,65%
27/1/20149,75%9,75%9,75%
10/2/20149,99%9,99%9,99%
17/2/201410,51%13,07%--
Sostenbilidad y financiamiento