Transacciones en las subastas del Ministerio de Hacienda caen un 7,2%

Entre enero y setiembre de este año el monto fue de ¢1,7 billones, mientras que el año anterior fue de más de ¢1,9 billones.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Ministerio_de_Hacienda-subastas-titulos_de_propiedad-eurobonos_ELFCHA20141003_0008_5.jpg
    326x204
    Gráfico: Repartición de subastas por instrumento
    / 03 OCT 2014
  • /finanzas/Ministerio_de_Hacienda-subastas-titulos_de_propiedad-eurobonos_ELFCHA20141003_0009_5.jpg
    326x204
    Gráfico: Rendimiento sin variación en 2014
    / 03 OCT 2014

index

Entre enero y setiembre de este año, las subastas de títulos valores del Ministerio de Hacienda reportaron un menor monto captado respecto del mismo periodo del año anterior.

El valor negociado en colones registró una caída de 7,2%. A setiembre pasado alcanzó cerca de ¢1,7 billones, cuando el año anterior el monto fue de más de ¢1,9 billones.

La pérdida del apetito por las subastas responde a que el Gobierno no necesita captar recursos, mientras que los inversionistas están a la espera de tasas de interés más altas.

Sumado a un menor interés de Hacienda por utilizar este mecanismo, tampoco se percibe una presión en las tasas de interés: los precios se han mantenido relativamente estables, al igual que los rendimientos.

El único lapso en el que se percibió una ligera variación estuvo entre febrero y marzo, momento en el que la Tasa Básica Pasiva (TBP) empezó a incrementar luego de permanecer en 6,55%. Sin embargo, esto no afectó en el resto de los meses.

El 29% del monto total transado se concentró en tres series de títulos (B200444, G280623 y G$200515), que corresponden a un título de propiedad de TBP, uno de tasa fija en colones y el último en dólares. Registraron en conjunto subastas por ¢369.915 millones.

Estos títulos tuvieron rendimientos promedio de 9,47%, 10,00% y 3,09%, respectivamente.

Sus precios estuvieron en promedio en 84,85, 100,67 y 101,72, respectivamente, los cuales se mantuvieron estables en los primeros nueve meses del año.

En lo que sí se registró una variación fue en el tipo de instrumentos que se utilizó el Gobierno.

Aunque el título de propiedad es el que se mantiene como líder de la tabla de transacciones, este año los títulos en dólares, cero cupón y los de TBP captaron más dinero, con lo que se logró diversificar las colocaciones.

Los bonos en dólares captaron ¢13.060 millones entre enero y setiembre del año pasado, pero este año el monto repuntó a ¢316.797 millones.

Los títulos de cero cupón aumentaron su atractivo para alcanzar ¢81.974 millones, mientras que en el caso de los bonos que están ligados a la TBP ascendieron a ¢14.528 millones más.

En contraparte, los bonos en Unidades de Desarrollo (Tudes) cada vez demuestran menor atractivo: los títulos negociados decrecieron en ¢116.165 millones de un año a otro.

Según Norman García, analista financiero de Grupo Acobo, la caída de los Tudes se debe a que el mercado no ha logrado darles el verdadero valor, y al estar indexados a la inflación, la única forma de que sean atractivos es con una depreciación del colón, una inflación que supere el 10% y que las tasas de interés nominales en colones sean muy bajas.

Las razones de la baja

Las subastas permiten a Hacienda generar una mejor programación para colocar la deuda, ya que al estar en contacto con el mercado, puede conocer la preferencia según los bonos, plazos, moneda y forma de capitalización.

Precisamente, el pasado 3 de octubre –en un comunicado–, Hacienda informó que ha cumplido con su plan de eudeudamiento sin presionar las tasas.

En el tercer trimestre (julio a setiembre), colocó el 49% de lo anunciado para el segundo semestre, y un 41% fue en títulos a más de 10 años.

“Realizar la mitad de las colocaciones anunciadas para el segundo semestre al cierre de setiembre conforme la programación anunciada, significa contar aún con más del 50% de la última colocación de valores en el mercado internacional de este año. Esto nos permite evitar presiones en las tasas de interés, así como reducir los vencimientos próximos por medio de canjes y subastas inversas”, explicó Martha Cubillo, tesorera nacional.

En ese sentido, la menor colocación está justificada, en gran parte, a que aún posee más de $500 millones en eurobonos en sus arcas.

“Tener ese colchón y el traslado de la cartera de corto a largo plazo ha hecho que Hacienda tenga un control de sus recursos, aunque no implique una baja en el déficit fiscal”, explicó Antonio Pérez, gerente de la firma Multifondos.

En caso de que los eurobonos se agoten, se puede esperar una presión sobre las tasas, pero Hacienda trabaja en la colocación de más títulos en el exterior el próximo año.

Según Carolina Hernández, jefa de negociaciones bursátiles de Aldesa, Hacienda está determinando hasta qué punto ceder en las tasas y no al revés como en años anteriores.

Hay otras razones por las cuales la colocación en bolsa ha caído. La incertidumbre por el futuro de las tasas de interés en colones y los dos procesos de elecciones nacionales generaron que la demanda de los bonos cayera en moneda nacional y en dólares, dijo Mauricio Hernández, gerente de Portfolio Advisory Group Scotiabank.

Sostenbilidad y financiamiento