El Nasdaq sufre su mayor caída en casi un año

El Nasdaq cerró la sesión con una fuerte caída del 2,37%, hasta 4.876,52 puntos.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Wall Street vivió este miércoles una oleada de ventas generalizadas que llevó al índice compuesto del mercado Nasdaq a sufrir su mayor caída en casi un año y alejarse del máximo histórico que estuvo a un paso de alcanzar en los últimos días.

Los principales indicadores del parqué neoyorquino acumularon su tercer día de pérdidas tras una sesión marcada por un mal dato económico y en la que siguieron tratando de digerir el impacto que tiene la fortaleza del dólar en la primera economía mundial.

Los pedidos de bienes duraderos a las fábricas del país bajaron de forma inesperada un 1,4 % en febrero, pese a que los analistas habían previsto una leve subida, en medio del impacto que están sufriendo las importaciones por la fortaleza del dólar.

El  "billete verde" retrocedió este miércoles posiciones frente al euro y otras monedas extranjeras, aunque sigue en niveles que no se registraban hace décadas, en medio de la incertidumbre que despierta en los mercados la temida paridad con la moneda única europea.

De esta forma, el Nasdaq cerró la sesión con una fuerte caída del 2,37 % hasta 4.876,52 puntos, alejándose un poco más del récord histórico de 5.048,62 puntos que fijó hace 15 años y que estuvo a punto de reconquistar en los últimos días.

Tampoco fueron bien las cosas para las otras dos referencias de Wall Street: el Dow Jones de Industriales cayó un 1,62 % y terminó en 17.718,54 puntos, mientras que el selectivo S&P 500 perdió un 1,45 % hasta las 2.061,05 unidades.

La noticia empresarial del día estuvo protagonizada por Kraft y H.J. Heinz, que anunciaron un acuerdo de fusión que dará como resultado el quinto mayor grupo de alimentación y bebidas del mundo y el quinto de Norteamérica.

Los inversores también siguieron de reojo el mercado de materias primas, donde el barril de Texas cerró con fuertes subidas y por encima de $49, pese a conocerse que las reservas de crudo en Estados Unidos están en su nivel más alto en ocho décadas.

El exceso de producción en los mercados ha provocado una caída vertiginosa de los precios en los últimos meses, y en el caso particular de Estados Unidos despierta dudas por los problemas para almacenar el petróleo.

Sostenbilidad y financiamiento