La Fed de Nueva York no actuó pese a detectar riesgos de JP Morgan en Londres

Las transacciones de uno de los directivos de JP Morgan en Londres provocaron pérdidas por $6.000 millones


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Reserva Federal (Fed) de Nueva York fue incapaz de actuar pese a haber detectado riesgos en las operaciones de la Oficina Principal de Inversiones (CIO, en inglés) de JP Morgan en Londres, que finalmente desembocaron en pérdidas masivas de la entidad en 2012, indicó este martes una auditoría interna.

El informe, divulgado por la Inspección General de la Fed, calificó lo sucedido como una "oportunidad perdida", después de asegurar que el organismo había planeado investigaciones específicas de esta unidad en 2008, 2009 y 2010.

Las transacciones de uno de los directivos de JP Morgan en Londres, Bruno Iskill, conocido como "la ballena de Londres", provocaron unas pérdidas de $6.000 millones, que los directivos del banco trataron de ocultar.

La Fed de Nueva York "no condujo los exámenes planeados o recomendados porque decidió volver a evaluar las prioridades de las actividades inicialmente previstas debido a las muchas demandas de la supervisión", señaló el informe.

Por ello, recalcó, el "regulador debería asegurar sus procesos de supervisión como resultado de las lecciones aprendidas".

J.P. Morgan Chase, el mayor banco de EE.UU., fue obligado en septiembre del pasado año a pagar $920 millones a las autoridades estadounidenses y del Reino Unido por haber ocultado la gravedad de las pérdidas ligadas a las transacciones de "la ballena de Londres".

La CIO es la unidad de JP Morgan en Londres dedicada a minimizar los riesgos del mercado y a invertir los excesos de fondos del banco.

Sostenbilidad y financiamiento