Países desarrollados inyectan optimismo a la economía mundial en 2015, dice FMI

El organismo internacional mantuvo su proyección de 3,5% de crecimiento global


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Washington.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo este martes su previsión de crecimiento económico global para 2015 en 3,5%, guiado por el repunte de los países desarrollados en un contexto favorable de caída de los precios petroleros.

Tras registrar un crecimiento de 3,4% en 2013 y 2014, el FMI , que inicia esta semana sus reuniones de primavera boreal en Washington, dibuja un panorama mundial de ligera aceleración.

El Fondo estima, como hizo en enero, que la economía en el planeta crecerá 3,5% en 2015, y 3,8% en 2016, ésta última cifra con una leve (+0,1%) mejora respecto a su informe de hace tres meses.

En ese escenario, tienen peso importante las economías avanzadas, que crecerán 2,4% este año, frente al 1,8% de 2014, apuntó el organismo.

El crecimiento mundial en 2015 "será conducido por un rebote en las economías avanzadas apoyado en el declive de los precios del petróleo", subrayó el FMI en su informe sobre las perspectivas mundiales (WEO) publicado este martes.

La caída de los precios del petróleo, no obstante, reducirá fuertemente las perspectivas de los países exportadores especialmente aquellos con otros problemas como Venezuela y Rusia.

En conjunto, los países emergentes experimentarán en 2015 su quinto año de desaceleración, a un ritmo de 4,3%, frente al 4,6% de 2014.

En América Latina el fin del boom de las materias primas que disfrutó en la última década se mezcla con un declive en la confianza sobre el sector privado para completar un crecimiento mediocre de 0,9% este año.

Las luces de alerta se prenden especialmente en el caso de Brasil, ya que la entidad prevé que el gigante sudamericano terminará el año en recesión de 1%.

En China la voluntad de las autoridades de reducir las vulnerabilidades producto del reciente crecimiento acelerado del crédito y la inversión va a reducir a ésta última, principalmente en el sector inmobiliario, según el Fondo.

El informe del FMI observa que China, que en los últimos años avanzaba anualmente casi a ritmo de dos dígitos, deberá desacelerarse a 6,8% este año y a 6,3% en 2016.

Solo India despunta, con un crecimiento de 7,5% previsto para 2015 y 2016.

Sin embargo, el Fondo cree que mejoras en los indicadores internos y el alivio de tensiones geopolíticas en el mediano plazo permitirán a los países emergentes recuperarse y ayudar al impulso del crecimiento mundial en 2016, señaló el FMI.

El organismo estima que en conjunto los riesgos que afectan el desempeño mundial son más balanceados. Y sin embargo, "las tensiones geopolíticas, las modificaciones en los precios de los activos en los mercados financieros, y en las economías avanzadas, (los riesgos de) estancamiento y inflación" persisten, señaló el organismo.

El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, señaló en una rueda de prensa que "una crisis griega no puede descartarse" y que ello "desestabilizaría los mercados financieros".

El FMI espera que Estados Unidos crezca 3,1% este año, un 0,5 puntos menos de lo previsto en enero, así como en 2016 (-0,2 puntos). Pero aún así la economía norteamericana jugará "un papel importante" en el impulso mundial, según el organismo.

Para compensar, la eurozona, que suscitó miedos de recesión durante la última asamblea del FMI en octubre, se recupera -aunque levemente- a los ojos del organismo, que revisó en 0,3 puntos respecto a enero su estimación para este año de 1,5%, y en 0,2 puntos para un 1,6% en 2016.

"Los bajos precios del crudo, bajas tasas de interés y la devaluación del euro" se espera que impulsen la actividad en los países europeos, según el FMI.

Otro alumno caído en desgracia recientemente, Japón, la tercera potencia económica mundial, muestra tímidas señales de mejora: el FMI revisó en 0,4 puntos la estimación tanto para 2015 (1%) como para 2016 (1,2%).

Sostenbilidad y financiamiento