Pensiones toman un respiro en julio

En julio, los  rendimientos anuales reales repuntaron luego de  caer durante varios meses


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Rendimientos-ajustados_ELFCHA20120823_0015_5.jpg
    326x204
    Rendimientos ajustados
    / 20 AGO 2012

index

Los fondos de pensiones tomaron en julio un respiro luego de pasar varios meses sosteniendo el aliento ante el descenso de sus rendimientos anuales reales.

Durante el primer semestre del 2012, las operadoras de pensiones complementarias (OPC) vieron como cayeron las ganancias por intereses, pero en julio todas reportaron una recuperación en los indicadores.

Empero, aún no son los mismos indicadores que estaban presentes hace un año en la medición de rendimientos anuales reales. En agosto del 2011 estaban entre 3,81% y 5,76% mientras que al terminar julio la banda estaba entre 0,54% y 3,38%. .

El incremento en las tasas de interés desde finales del 2011 le quitó la calma a las OPC, pues ese comportamiento ocasionó una disminución en el precio de mercado de los bonos.

Las administradoras de pensiones tienen que registrar sus activos a precios de mercado aunque no los vendan. Esto provoca que, en un descenso de precios de los títulos, las cuentas se vean afectadas negativamente con pérdidas, aunque el efecto solamente es contable.

El impacto ha sido de consideración debido a que la mayoría del dinero en los fondos de pensión terminan invertidos en bonos públicos (Ministerio de Hacienda y del Banco Central) que fueron los que bajaron de precio.

Para evitar que este efecto se agravara dentro de las cuentas de cada afiliado, era poco lo que se podía hacer. Las OPC tenían como opción gestionar un mejoramiento de sus portafolios conforme hacían nuevas compras de títulos.

Al ser recursos con un horizonte de largo plazo, lo prudente era esperar a que las condiciones del mercado mejoren, según la Superintendencia General de Pensiones (Supen).

En la medición de rendimientos anuales reales, Vida Plena fue la más afectada, incluso con rendimientos negativos en junio pasado. La menos perjudicada fue INS Pensiones.

En lo que respecta a las minusvalías o pérdida de valor de los activos por las valoraciones a mercado, estas revirtieron el comportamiento de los últimos meses, pues en julio las pérdidas contables fueron inferiores respecto a junio en un 5%.

No obstante, las administradoras de pensiones aún deben esperar más para esos indicadores mejoren.

¿Cambio en la tendencia?

Lo que esperan ahora las operadoras es que el cambio en el comportamiento de los rendimientos sea una tendencia que lleve a la recuperación de las ganancias.

Para Alejandro Solórzano, gerente general de la operadora Vida Plena, el hecho de que se establezca un crecimiento depende de varios factores externos que hagan bajar las tasas de intereses, entre estos, la posibilidad de que Costa Rica emita más bonos de deuda externa, pues la expectativa que existe es que reducirían la presión en las tasas locales al bajar la necesidad de Hacienda por buscar nuevos recursos.

Adicionalmente, las tasas están llegando a sus niveles máximos, razón por la que también se espera una relativa estabilidad de los indicadores de los próximos meses.

No obstante, habrá que esperar varios meses más para visualizar las mejoras que se hicieron en los portafolios, dijo Solórzano.

Según Héctor Maggi, gerente de la OPC de la Caja Costarricense del Seguros Social, los resultados de los fondos seguirán golpeados hasta que las tasas de interés se alejen de niveles del 10,5%, como el que tiene en este momento la Tasa Básica Pasiva (TBP).

Aunque las operadoras procedieron a realizar inversiones a mejores tasas, estas aún son insuficientes para hacer que las cifras revelen plusvalías, agregó.

Además, el efecto de las valoraciones a precios de mercado entre las cuentas es mayor e inmediato en comparación con la incorporación de nuevos activos a mejores tasas, así lo explicó José Manuel Arias, gerente de BAC Pensiones.

Por ese motivo, la mejor solución para las OPC es esperar una corrección en los precios de los bonos en comparación con variaciones en el portafolio.

Quienes no decidieron esperar fueron parte de los afiliados a las entidades que optaron por cambiarse en los últimos meses.

A pesar de que la Supen pidió expresamente a los afiliados que se abstuvieran de hacer movimientos, estos siempre ejecutaron traslados con lo que realizan las pérdidas contables que registran al momento de la salida.

En mayo pasado, cuando los rendimientos iban en picada, precisamente se registraron más movimientos con un total de 22.226, la más alta en los últimos cinco meses. Según los gerentes de las entidades, la pelea por nuevos afiliados no cesó, todo por intentar que su porción de mercado siga estable.

Sostenbilidad y financiamiento