FINANZAS

Precios de bonos costarricenses bajan y aumentan sus rendimientos al vencimiento

Títulos en mercados internacionales han perdido valor ante expectativa de una nueva emisión en el 2015


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los precios de los bonos de deuda externa costarricenses (eurobonos) reportan un incremento en sus precios en días recientes en el mercado internacional de títulos soberanos. Uno de los instrumentos, el que tiene vencimiento en el año 2023 reportó un descenso en el precio relativo, de 95% el 24 de noviembre hasta un 90,7% registrado durante este 10 de diciembre; uno de los precios más recientes fue de 91,2%.

Como los bonos de deuda tienen una tasa de interés fija, su valor se determina como un porcentaje del precio facial al que fueron emitidos al mercado. Ese movimiento ocasiona que el rendimiento de determinado día hasta la fecha de vencimiento, suba si el precio baja, es decir la relación entre el precio relativo y el rendimiento al vencimiento es inversa.

El aumento en los rendimientos de los bonos costarricenses es atribuido a varias razones, entre locales e internacionales. Según Carolina Hernández, jefe de negociaciones bursátiles de Aldesa, entre los motivos están la pérdida de confianza por parte de los inversionistas con respecto a la ausencia de medidas que mejoren el déficit fiscal durante este año.

Para Mauricio Hernández, gerente del Portfolio Advisory Group de Scotiabank, la baja en los precios de los bonos también ha afectado a otros países que se consideran como economías emergentes, pues el mercado les ha hecho una corrección a los rendimientos que ofrecen sus instrumentos.

La caída en el precio del petróleo de las últimas semanas que ha llevado el barril a mínimos no vistos desde finales del 2008, ha propiciado un ajuste hacia la baja del precio de las emisiones de mercados emergentes. En especial de aquellos que son exportadores de materias primas, pues los inversionistas valoran que esas naciones tendrán menos ingresos a partir de este momento, dijo Hernández.

Además, agregó el analista, China anunció que restringirá el tipo de bonos que aceptará como garantías o colaterales en sus préstamos a los diferentes bancos dentro de ese país. Esa medida se considera como política monetaria restrictiva e implica que la producción de ese país, que es la segunda economía global más grande, tendrá un crecimiento por abajo del promedio de los últimos años.

Emisión en camino

El descenso en los precios afectó a todos los eurobonos costarricenses, de los cuales hay cinco emisiones en circulación. Según Hernández, el bono con vencimiento en el 2044 ha tenido un descenso en el precio de cinco puntos porcentuales en este periodo de ajuste. Este 10 de diciembre se transaba a 98%.

Incluso otros instrumentos emitidos por entidades costarricenses en el mercado internacional también han registrado variaciones de precios a la baja. Tal es el caso de los bonos del Banco Nacional, el Banco de Costa Rica y el Instituto Costarricense de Electricidad.

Otra de las razones de estos movimientos es la expectativa ante una nueva emisión del Gobierno de Costa Rica, la cual se espera que sea en los primeros meses del 2015.

Para los especialistas consultados, los inversionistas están anticipando la llegada de un nuevo bono por $1.000 millones. "El principio es muy básico, mayor oferta, menor precio" dijo Hernández de Scotiabank.

El cambio en los precios y en los rendimientos ha ocasionado que la diferencia en puntos porcentuales sobre los bonos de referencia se amplíe. La comparación se hace con respecto a los bonos emitidos por el Tesoro de Estados Unidos.

Si el mercado considera que los instrumentos costarricenses deben dar un mayor rendimiento en comparación con los bonos del Tesoro, las tasas de interés que Costa Rica ofrezca para su nuevo eurobono deben ser más altas, lo cual hace la deuda externa más costosa.

Sostenbilidad y financiamiento