SERVICIOS FINANCIEROS MEDIDOS INDIRECTAMENTE FUE EL SECTOR MÁS DINÁMICO

Economía de Costa Rica mantiene un tímido ritmo de crecimiento

Aumento interanual del IMAE en setiembre fue de 2,6%, pero ha venido subiendo desde marzo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La actividad económica de Costa Rica continúa con un crecimiento tímido y en setiembre pasado el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) aumentó un 2,6% de forma interanual, según la medición correspondiente a la tendencia ciclo del indicador.

Este es el porcentaje más alto alcanzado en el 2015 luego de que en marzo pasado llegó al punto mínimo de 1,7%. A partir de ese mes, el indicador ha venido presentando una tendencia creciente.

El IMAE es un indicador que pretende dar un acercamiento de corto plazo al ritmo de la producción del país. La tendencia ciclo elimina los picos irregulares de producción y también considera datos históricos móviles que cambian mes a mes (medias móviles). Por ese motivo es que, en ocasiones, los datos de meses anteriores cambian después de su publicación inicial.

De esa manera, el dato para agosto cambió en de 2,2% a 2,4% en la actualización publicada este miércoles por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Entre los sectores más dinámicos están los servicios de intermediación financiera medidos indirectamente, servicios financieros, servicios a empresas, extracción de minas y canteras, y la construcción.

Por otro lado, los segmentos más deprimidos siguen siendo la agricultura, que a pesar de mejorar aún mantiene un indicador negativo. La parte ligada a la manufactrura es otra de las más afectadas. Sin embargo, dejó de estar en el campo de los números negativos.

El IMAE que excluye del cálculo las zonas franzas tuvo una leve desaceleración, pues pasó de 3,2% a 3% entre agosto y setiembre pasados.

Este es el que considera únicamente a la actividad de la economía local y deja afuera las industrias y servicios de exportación. Desde julio del 2015 la parte local de la economía tiene indicadores que reflejan una desaceleración.

Sostenbilidad y financiamiento