Precio del petróleo aliviará déficit de cuenta corriente

Menor factura por combustibles bajaría el déficit de la cuenta corriente en un 5%

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Recope-petroleo-combustibles-precios-Banco_Central-balanza_de_pagos-cuenta_corriente_ELFCHA20141205_0004_5.jpg
    326x204
    Gráfico: Gasolina e inflación
    / 05 DIC 2014
  • /finanzas/Recope-petroleo-combustibles-precios-Banco_Central-balanza_de_pagos-cuenta_corriente_ELFCHA20141205_0005_5.jpg
    326x204
    Gráfico: Referencias
    / 05 DIC 2014

index

El descenso reciente en el precio del petróleo podría traer un alivio a las cuentas nacionales, específicamente se reduciría la presión sobre el déficit de la cuenta corriente.

El precio promedio del barril de combustibles que compra Costa Rica es de $109 y con ese valor se obtendría un ahorro de $130 millones este año en comparación con lo que se había previsto. La suma es equivalente al 0,03% del Producto Interno Bruto (PIB) de este año, confirmó Olivier Castro, presidente del Banco Central .

Ese monto se le restaría al resultado de la cuenta corriente de la balanza de pagos, la cual registra la entrada y salida de divisas en la economía.

El ahorro de este año representaría un 5% del déficit esperado en la cuenta corriente ($2.567 millones).

Sin embargo, los efectos tendrían un peso relativamente bajo en este 2014, dado que el precio del petróleo empezó a caer con más fuerza a lo largo de la segunda parte del año.

En la revisión del Programa Macroeconómico presentada el pasado 31 de julio, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) tenía previsto que el precio promedio del barril de derivados de petróleo que compra el país fuera de $116,1.

Ese plan también previó que para el 2015 el valor promedio fuera de $115,4. Aunque el Central aún no ha dado a conocer sus estimaciones se espera que ese precio sea menor.

Para economistas consultados por EF, es indudable que los precios internacionales de petróleo terminarán por afectar la salida de divisas y, por ende, el resultado en la cuenta corriente.

Francisco de Paula Gutiérrez, economista y expresidente del BCCR, dijo que efectivamente es de esperar un alivio en el déficit de las cuentas a pesar de que ocurra un aumento en la demanda de combustibles.

Según Gutiérrez, el incremento en el consumo sería menor al cambio en el precio y, por esa razón, se mantendría un gasto menor de dólares en la factura petrolera.

Por su parte, Alberto Franco, economista de la firma Ecoanálisis, dijo que un menor pago se mantendría hasta el 2015, pues pareciera existir una fuerte pugna entre países productores de crudo con el fin de conservar sus cuotas de mercado, además de existir una demanda débil.

Douglas Montero, gerente de mercado internacional del puesto de bolsa Mercado de Valores, explicó que la poca demanda actual de petróleo se debe a que China y regiones como Europa han reportado menores crecimientos de sus economías.

El barril de crudo se mantendría con un valor cercano a los $75 por los próximos meses hasta que se vislumbren los efectos de las políticas de estímulo de las economías, añadió.

Impacto local rezagado

Aunque los precios de referencia internacional del petróleo crudo tengan descensos, las variaciones de los precios en Costa Rica no son de igual proporción debido a que la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) debe adquirir los combustibles refinados y sus precios son diferentes del crudo, lo mismo que el ritmo de sus ajustes.

Incluso, el precio de referencia del barril de hidrocarburos utilizado por el Central toma en cuenta los valores del diesel , gasolina, gas propano y queroseno.

El efecto de los cambios en los precios de los combustibles en la economía en general no son inmediatos y tardan aún más si se comparan con las cotizaciones de referencia internacional del petróleo.

Según Castro, las variaciones de los precios internacionales de combustibles toman entre cuatro y seis semanas para ser aplicadas al consumidor final. Según la fecha en que estas se apliquen se registrarán en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente.

“Investigaciones sobre los mecanismos de transmisión entre los distintos grupos de bienes y servicios incluidos en la canasta del IPC señalan que ante un cambio en el precio del coctel de hidrocarburos, el efecto máximo sobre la inflación medida con el Índice de Precios al Productor de Manufacturas se presenta dos meses después, y en el caso de la inflación medida con el IPC, siete meses después”, explicó el jerarca del Central.

Expectativa para el 2015

Si el precio del barril de petróleo se mantiene sin regresar a los $100 por varios meses, el alivio a las cuentas nacionales se prolongaría por más tiempo.

¿De cuánto podría ser el ahorro el próximo año? Para responder a esa pregunta, es necesario establecer varios supuestos: que el precio del barril de combustibles que compra Recope se mantenga al nivel de referencia actual ($109) y que el consumo crezca igual o menos que la proyección del PIB.

Al suponer que el consumo en barriles de los diferentes combustibles en Costa Rica llegaría a los 21,44 millones en el 2015, se pueden suponer dos totales de factura petrolera. Uno al precio actual promedio utilizado por el BCCR que daría como resultado un monto anual de $2.336 millones.

Si se emplea el precio promedio que el Programa Macroeconómico previó para el 2015 ($115,4), la factura llegaría a $2.474 millones.

Estos montos darían como ahorro unos $138 millones en divisas. Esa cantidad equivale al 4,88% del déficit de la cuenta corriente.

Para Franco, la menor factura petrolera podría llegar a reducir el déficit en montos equivalentes al 1% y 1,5% del PIB.

El economista José Luis Arce explicó que además de tener una mejoría en las cuentas, la demanda por divisas bajará debido a que Recope necesitará menos dólares para sus compras en el exterior.

Si baja la demanda de dólares posiblemente descienda la presión sobre el tipo de cambio local, ejerciendo influencia hacia una apreciación del colón. Al mismo tiempo, mejorarían los términos de intercambio del país.

Olivier Castro recordó que las variaciones en el valor del petróleo se consideran choques externos y, por lo tanto, se tomarán medidas cuando estos atenten contra la inflación.

Sostenbilidad y financiamiento