Los rendimientos de los títulos a corto plazo no tienen premio para el inversionista

Rendimientos en colones en el corto plazo son menores a la inflación interanual y la esperada

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El pasado 15 de abril el Banco Nacional reportó que para inversiones a 180 días plazo pagaba 6,3% de interés y para 360 días, el 5,7%. El Ministerio de Hacienda, en subastas recientes, ofreció rendimientos nominales de 6,15% y 6,13% para un bono con vencimiento en marzo del 2014.

Estos porcentajes de corto plazo son el reflejo de la tendencia a la baja de los últimos meses, que está acercando los intereses a los niveles de inflación medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Según la curva de rendimientos elaborada por Proveedor Integral de Precios de Centroamérica (Pipca), al pasado 15 de abril, las tasas menores a un año tenían rendimientos por abajo o muy cercanos a la inflación interanual (6,21%) y también a la expectativa de inflación que maneja el Banco Central (6,4%).

Específicamente, para el plazo de seis meses, la curva de rendimientos en colones estaba en un 6,11%, porcentaje que está por debajo de la inflación en este momento y que, además, demuestra la tendencia de descenso de las tasas de interés, pues para ese mismo plazo, el pasado 15 de enero, el nivel fue de 7,75% y el 8,29% el 21 de noviembre del 2012.

Aunque usualmente los plazos más cortos en la curva de rendimientos tenderán a ser negativos, la tendencia reciente ha aplanado la curva.

Un asunto de expectativas

Para Vidal Villalobos, economista de Portfolio Advisory Group de Scotiabank, las publicaciones de inflación de enero y febrero aceleraron la inflación interanual y en la medida que estos datos golpeen las expectativas, de la misma manera llegarán las tasas reales negativas.

Por esta razón, es que algunos agentes económicos cambiaron su expectativa de crecimiento de precios de 5% a inicios del 2013 a 5,5% y hasta 6% actualmente.

“De mantenerse al alza el comportamiento de las expectativas de inflación, acompañada por reducciones adicionales en las tasas de interés, los instrumentos de mayor plazo podrían verse igualmente afectados”, dijo.

Los títulos de largo plazo usualmente reconocen un premio entre 200 y 300 puntos básicos sobre la inflación, por lo que de mantenerse el comportamiento, el rendimiento de esos bonos subiría.

El economista Norberto Zúñiga enumeró algunas razones por las que se está presentando este escenario. Por un lado, está la menor presión del Gobierno por recursos debido a que obtuvo financiamiento con los eurobonos.

Por otro lado, con el límite al crecimiento al crédito y con recursos disponibles, los bancos también disminuyeron la presión al alza sobre las tasas de interés, agregó.

Adicionalmente, los bajos intereses han tenido poca competencia, si se toman como referencia los rendimientos en dólares.

Estos últimos también han estado relativamente bajos y con prácticamente ninguna devaluación, por lo que los inversionistas carecen de incentivos para hacer inversiones en moneda extranjera, explicó Zúñiga.

Todo lo anterior hace que los premios por inversiones en colones carezcan, por el momento, de presiones para que suban.

Estos episodios de tasas reales negativas son más usuales o comunes de lo que se cree, considera el economista Max Goldberg, quien recordó que en el 2008 con el descenso de la Tasa Básica Pasiva (TBP) se presentó esta condición.

Desde el punto de vista teórico, este fenómeno desincentiva el ahorro y estimula el consumo presente, pues el mensaje que reciben los inversionistas es que en el futuro tendrá un menor poder de compra, explicó Goldberg.

Si estas características se cumplen, lo que se generará entonces es un aumento de la inflación en caso de que la economía esté al tope del consumo.

Sin embargo, con una inflación mayor, los inversionistas empezarán a demandar tasas de interés más altas para compensar la pérdida de valor adquisitivo y es en ese momento cuando empieza una tendencia al alza.

Aunque las tasas puedan bajar un poco más por reacciones coyunturales, se encuentran cerca de su nivel mínimo, además de que los inversionistas en Costa Rica siempre esperan un premio por sus depósitos en colones.

Sostenbilidad y financiamiento