Banco Central aprovecha más oferta de dólares e incrementa su reposición de reservas

En cuatro semanas, adquirió el 54% de un programa planeado para que durara hasta 17 meses

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Gráficos
  • /finanzas/Reservas_internacionales-reservas_monetarias-eurobonos-tipo_de_cambio_ELFCHA20141114_0007_5.jpg
    326x204
    Banco Central aprovecha más oferta de dólares e incrementa su reposición de reservas
    / 14 NOV 2014
  • /finanzas/Reservas_internacionales-reservas_monetarias-eurobonos-tipo_de_cambio_ELFCHA20141114_0008_5.jpg
    326x204
    Banco Central aprovecha más oferta de dólares e incrementa su reposición de reservas
    / 14 NOV 2014

index

Desde agosto pasado, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) estaba autorizado para arrancar con su plan de compra de dólares para las reservas internacionales, pero fue hasta el 21 de octubre cuando empezó y, en cuestión de cuatro semanas, ya lleva el 54% de lo programado.

Uno de los días con más compras fue el 13 de noviembre anterior, cuando adquirió $28 millones. El plan completo establecido en la pasada revisión del Programa Macroeconómico es de $250 millones.

El plazo para hacer todas las adquisiciones vence en diciembre del 2015 y, en todo el periodo, el Central pretende mantener las reservas en torno al 13,8% del Producto Interno Bruto.

El 14 de noviembre compró otros $13,4 millones.

Según las autoridades del Central, realizan las compras en estos días para aprovechar un aumento en la oferta de la divisa. En los últimos meses de cada año, el mercado cambiario se ha caracterizado por tener más dólares disponibles, lo cual hace que el tipo de cambio carezca de presiones al alza o tienda a la baja.

En los dos últimos años, el BCCR ha sufrido una baja en el saldo de las reservas monetarias por dos motivos. Uno es por el uso de divisas a la hora de defender la banda cambiaria o un nivel determinado de tipo de cambio mediante intervenciones.

Roger Madrigal, director de la división económica del Central, explicó que pretenden utilizar los excedentes de dólares que quedan en la economía.

“Se presentó coyunturalmente un exceso de divisas y está en el espíritu del Programa. Se toma en cuenta las condiciones de precio, tasas de interés, costos e inflación”, dijo el funcionario.

La otra razón de la caída en el saldo es porque, desde el pasado 26 de junio, la entidad decidió atendería las necesidades de dólares del sector público no bancario con el acervo de las reservas y que eventualmente acudiría al Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) para reponer lo que considere necesario.

La cuenta nacional solo ha tenido incrementos debido a la llegada de $1.000 millones anuales por la colocación de los eurobonos por parte del Ministerio de Hacienda.

No obstante, conforme Hacienda usa esos recursos, el saldo de las reservas vuelve a caer.

El presidente del BCCR, Olivier Castro, dijo en una entrevista con EF el pasado 30 de octubre, que el programa tiene como objetivo reponer las reservas que se perdieron al inicio del 2014 y busca blindar a la economía de eventuales problemas que pueda enfrentar en el 2015.

Madrigal explicó que el monto de $250 millones se estimó que era el adecuado para evitar dar el mensaje o la expectativa de que el banco trataría de empujar el tipo de cambio en alguna dirección mediante las compras.

Coyuntura

Para el economista William Calvo, las compras realizadas por el Central tratan de aprovechar los excedentes de dólares en el mercado y, por lo tanto, es de esperar que en lo que resta del año exista una acumulación aún mayor.

Para inicios del 2015, se podría ver más bien el efecto contrario, es decir, el uso de las reservas.

Por su parte, el economista Alberto Franco reconoció que la existencia del dinero que proviene de los eurobonos le ha facilitado al Central la adquisición de dólares y que precisamente lo mismo podría ocurrir si se realiza la colocación del 2015.

En cuanto al peso que están ejerciendo las compras sobre el nivel del tipo de cambio, Franco detalló que el BCCR se convirtió en una fuente de demanda y eso evita que el precio de la divisa siga cayendo, dado que existe un exceso en la cantidad de dólares en el mercado.

Para ambos economistas, la velocidad con las adquisiciones hechas recientemente es alta, pues en cuestión de casi un mes consumió $134 millones del plan, por lo que si el ritmo sigue igual, el programa podría agotarse antes de que termine el año.

Al respecto, los representantes del Central insistieron en que las adquisiciones se hacen en función de varios factores evaluados y no solamente del tiempo.

El BCCR pretende fortalecer sus reservas ante un posible empeoramiento de las condiciones económicas internacionales en los próximos meses, especialmente en tener la capacidad apropiada como fuente de recursos en moneda extranjera.

También existen amenazas locales. Ronulfo Jiménez, economista, explicó que los mensajes del Gobierno sobre su capacidad para enfrentar el problema del déficit fiscal resultarán importantes en la estabilidad económica y financiera del país.

Si a lo largo del próximo año no se presentan acciones concretas para solventar ese problema, se puede dar paso a que algunos inversionistas incrementen su temor por la estabilidad local.

Lo anterior puede dar cabida a una mayor dolarización de ahorros y, por lo tanto, un repunte abrupto en la demanda. Si esto ocurre, el Central debe estar preparado con una suficiente cantidad de dólares para vender lo que sea necesario y evitar una alta volatilidad en el precio o un aumento desproporcionado.

Otra de las consecuencias puede ser que se retiren capitales extranjeros por una eventual inestabilidad.

Las autoridades del BCCR ya han manifestado claramente su interés en mantener el tipo de cambio con una relativa estabilidad en el mercado cambiario.

Olivier Castro también ha manifestado su interés en hacer ajustes al sistema cambiario y eventualmente eliminar los límites de la banda y pasar a un sistema de flotación administrada.

Para modificar este programa de compra de reservas internacionales, el Central necesita que sea acordado por su junta directiva; de lo contrario, no podrá excederse de los $250 millones planteados.

Sostenbilidad y financiamiento