Robinhood se enfrenta a las grandes casas de bolsa

Pese al bombo publicitario y la creciente popularidad de la aplicación, algunos expertos en la industria cuestionan si el modelo de negocios de las operaciones gratuitas puede sobrevivir

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Una empresa emergente llamada Robinhood Markets está enfrentando a las grandes casas de bolsa con su aplicación de operaciones libres de comisiones, y parece estar haciendo avances. Desde su lanzamiento en diciembre de 2014, la aplicación ha atraído a un millón de usuarios y ejecutado más de $30.000 millones en operaciones, por encima de los $2.000 millones en 2015.

Pese al bombo publicitario y la creciente popularidad de la aplicación, algunos expertos en la industria cuestionan si el modelo de negocios de las operaciones gratuitas puede sobrevivir, o si terminará uniéndose a las otras empresas emergentes que han quebrado. La compañía genera dinero principalmente por los intereses sobre los saldos en efectivo de los clientes.

En Robinhood, no hay un depósito mínimo para registrar una cuenta, y no hay comisiones por operaciones para los clientes que compran y vendan acciones enlistadas en Estados Unidos y fondos cotizados en bolsa. Para mantener bajos los costos, la compañía asume un enfoque austero. No tiene oficinas abiertas al público. No ofrece reportes de investigación, herramientas analíticas, instrumentos que den seguimiento a las acciones u operaciones con opciones .

“Uber nos abrió los ojos de que si uno puede llamar un auto en su teléfono o ver películas, ¿por qué no puedo comprar o vender 10 acciones de Facebook?”, dijo Howard Lindzon, socio general del Social Leverage Fund y fundador de StockTwits, una plataforma de comunicaciones financieras. Su fondo tiene una participación accionaria en Robinhood.

Chase Kaye, de 21 años de edad y residente de Manhattan, se inscribió en Robinhood hace más de un año después de que se cansó de pagar la comisión de $7 sobre operaciones en el Vanguard Group.

“La interfaz en la aplicación del teléfono es mucho mejor”, dijo Kaye, un estudiante de administración de marketing en el Baruch College. “Es sencilla, no tan intimidante y muy intuitiva”. Hoy, un 70% de sus activos están en Robinhood, dijo Kaye.

Sin embargo, nada es verdaderamente gratuito en el mundo de las finanzas.

“La ilusión de que es gratis alienta a las operaciones frecuentes, lo cual es bien sabido es una causa de los malos rendimientos sobre la inversión”, dijo Tad Borek, un asesor de inversión en Borek Financial Management. “¿Esto es entregar algunas fichas gratuitas a los apostadores?”

Incluso el nombre conjura imágenes de una firma que ayuda a los pobres, cuando realmente pudiera estar haciendo lo opuesto, afirma.

Los fundadores de Robinhood refutan estas preocupaciones. Su objetivo es hacer a la inversión accesible para todos, no solo para los súper ricos, dijo Vladimir Tenev, de 30 años de edad, uno de los fundadores.

“Tenemos inversionistas activos que están trasladando sus operaciones desde otras casas de bolsa donde han pagado entre miles y decenas de miles de dólares en comisiones de operación”, dijo Tenev. “También tenemos clientes jóvenes que están acumulando acciones y construyendo carteras mini diversificadas a lo largo del tiempo”.

Un cliente pudiera comprar una acción en una empresa o fondo cotizado en bolsa hoy y cinco acciones más el mes próximo para construir lentamente una cartera. Las comisiones en las firmas grandes harían que esa estrategia fuera prohibitiva en costos. Las grandes casas de bolsa como TC Ameritrade, Schwab, Fidelity y ETrade cobran típicamente entre $7 y $10 por operación.

El modelo de negocios austero de Robinhood ha llevado a quejas sobre su servicio al cliente, con largos tiempos de espera por teléfono y correos electrónicos que no son respondidos. Los blogs de Internet también están llenos de quejas sobre las prolongadas esperas para transferir dinero de una cuenta de Robinhood a un banco o viceversa. Tenev dijo que la compañía estaba analizando cómo resolver estos problemas.

Y algunos clientes se sienten frustrados de que la compañía no ofrezca operaciones con opciones, una plataforma de operación en formato de sitio web o transferencias automatizadas desde cuentas en otras casas de bolsa. Tenev dijo que eso cambiaría. “Si ven a futuro, ofreceremos todas esas cosas”, dijo.

Robinhood es idea de Tenev y Baiju Prafulkumar Bhatt, graduados de Stanford que compartían una pasión por las matemáticas. En 2009, se mudaron a Nueva York, donde empezaron Celeris y Chronos Research, que desarrollaban software para operaciones de alta frecuencia para fondos de cobertura y bancos.

Inspirados por el movimiento Occupy Wall Street en 2011, reconsideraron sus prioridades. “La industria de los servicios financieros debería servir a todas las personas, sin importar su valor neto”, dijo Tenev. En 2012, se mudaron de regreso a California, contrataron ingenieros y pasaron los siguientes 18 meses creando Robinhood.

En 2013, Robinhood lanzó una versión beta e invitó a las personas a probar la aplicación. Cuando la página de inscripción fue publicada en Hacker News y Reddit, el sitio se inundó de solicitudes.

“Tuvimos casi 50.000 personas que se inscribieron en ese primer fin de semana”, recordó Bhatt, de 32 años de edad. Cuando la aplicación empezó en la App Store a fines de 2014, tenía una lista de espera de un millón de personas, la mayoría menores de 30 años.

La compañía ha recaudado $66 millones en efectivo para empresas emergentes de inversionistas tan exitosos como Andreessen Horowitz, GV, Index Ventures y New Enterprise Associates, así como artistas como Jared Leto, Snoop Dog y Nas.

Además de los saldos en efectivo, la compañía genera dinero por “pago por flujo de órdenes”, que se refiere al dinero que recibe por la venta de sus órdenes a generadores de mercado para que sean ejecutadas.

“Esas fuentes de ingresos no son suficientes para sostener a una casa de bolsa en línea que ofrece operaciones por cero dólares; ni siquiera se acercan”, dijo Blain Reinkensmeyer, director de investigación de casas de bolsa en StockBrokers.com.

Robinhood lanzó un programa Gold, que ofrece cuentas de margen y operaciones tras el cierre, por una comisión. “De ahí anticipamos que provendrá el grueso de los ingresos en el futuro”, dijo Tenev.

Otra firma, Zecco, intentó un modelo de “operaciones gratuitas” similar en 2006. Pese a recaudar más de $35 millones en financiamiento, la compañía pasó apuros para despegar, y eventualmente se fusionó con TradeKing en 2012. Ahora cobra $4.95 por operación.

“Zecco no pudo encontrar un camino hacia la rentabilidad sin cobrar comisiones y evolucionó para convertirse en una casa de bolsa en línea tradicional”, dijo Reinkensmeyer.

Lindzon, el inversionista de capital de Robinhood, señaló que Zecco operó cuando el uso de los smartphones estaba en su infancia.

“Con un par de miles de millones de personas que ahora poseen smartphones , es un mercado muy diferente actualmente”, dijo Aaron Levie, fundador de la compañía de computación en la nube Box, y otro de los inversionistas de capital de Robinhood.

Hasta ahora, las grandes casas de bolsa no parecen preocupadas por Robinhood. Kim Hillyer, vocera de TDAmeritrade, dijo que los inversionistas valoran a una firma de servicio completo que les ofrece educación, herramientas de investigación y consultores de inversión gratuitos además de una plataforma de operaciones completa que incluye futuros y opciones.

Señaló que las cuentas de TDAmeritrade han seguido creciendo desde el lanzamiento de Robinhood, aumentando a 7 millones en el año fiscal 2016 respecto de 6,3 millones en 2014.

Erin Montgomery, vocera de Schwab, estuvo de acuerdo. “Sabemos que los inversionistas y operadores por igual buscan el valor de sus casas de bolsa, y nuestros clientes encuentran eso aquí”.

Sin embargo, las dos firmas dijeron que siempre están buscando maneras de seguir siendo competitivas, y en ocasiones ofrecen promociones de comisiones bajas o sin comisiones.

Sostenbilidad y financiamiento