SISTEMA FINANCIERO ESPAÑOL

Santander recibe aval para comprar Banco Popular y cede cartera inmobiliaria a fondo de inversión

Nuevo dueño cedió al gigante estadounidense Blackstone 10.000 millones de euros de préstamos inmobiliarios


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Bruselas y Madrid. La Comisión Europea autorizó formalmente este martes 8 de agosto la compra anunciada en junio del español Banco Popular cuando estaba al borde de la quiebra por su compatriota Santander, por un euro simbólico.

El Ejecutivo europeo, aval de la competencia en la Unión Europea (UE), "concluyó que la operación no suponía un problema de competencia en el Espacio Económico Europeo", dijo la Comisión en un comunicado, en referencia a los 28 Estados miembros más Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Casi de inmediato, Santander anunció que había cedido al fondo de inversión Blackstone el control de la cartera inmobiliaria del Popular, valorada en 10.000 millones de euros.

La decisión formal de la Comisión "supone la última medida tomada" en el marco de esa compra, precisa el documento.

En la madrugada del 7 de junio, Santander compró en cuestión de horas y por un solo euro simbólico el Banco Popular, al que el Banco Central Europeo (BCE) consideraba al borde de la quiebra.

LEA: Venta del Banco Popular, la primera prueba exitosa de la Unión Bancaria Europea.

La compra se llevó a cabo en el marco del Mecanismo Único de Resolución (MUR), un dispositivo del BCE activo desde enero de 2016 y que representa un pilar del proyecto de unión bancaria.

Su misión es organizar la quiebra ordenada de los bancos en dificultades de la zona euro, haciendo que la carga financiera recaiga en el sector bancario. El BCE no había recurrido a él hasta entonces.

La puesta en marcha del MUR, tras la aprobación de la Comisión, evitó un rescate con dinero público.

Según el ministro español de Economía, Luis de Guindos, Banco Popular se quedó sin liquidez el martes 6 de junio y no habría podido abrir al día siguiente si no hubiera sido comprado.

Santander tuvo que inyectar inmediatamente "13.000 millones de euros de liquidez" para evitar la bancarrota de su compatriota.

Por otra parte, la venta de la cartera inmobiliaria a Blackstone prevé la creación de una sociedad conjunta, de la que este fondo poseerá un 51% y la dirección, y el Banco Popular conservará el 49%, precisó Santander en un comunicado.

Este acuerdo con el gigante estadounidense de la gestión de activos "reduce considerablemente nuestra exposición al mercado inmobiliario y refuerza aún más nuestro resultado, lo que nos permite concentrarnos en el apoyo al cliente", declara el presidente de Santander Spain, Rodrigo Echenique, en el comunicado.

Para Blackstone, "esta importante inversión refleja nuestra continua confianza en la sólida recuperación de la economía española", señala Jon Gray, director de las actividades inmobiliarias del fondo estadounidense en el mismo comunicado.

Santander precisó que el valor contable de los haberes inmobiliarios del Popular era de 30.000 millones de euros, pero que tras el desplome del mercado inmobiliario que agravó en España los efectos de la crisis financiera mundial de 2008 su valor neto estaba valorado en 10.000 millones de euros.

"Esto corresponde a la estimación hecha y a las provisiones constituidas por Santander durante la adquisición del Popular y no comporta ninguna pérdida ni ninguna ganancia para Santander ni Popular", señala el grupo español.

Sostenbilidad y financiamiento