ROMPE LÍNEA CON ANTERIORES GOBIERNOS

Solís se apoya en un equipo económico formado en casa

Apuesta por economistas de trayectoria en sector público costarricense y de pensamiento menos liberal


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si algo tienen en común los nuevos miembros del equipo económico de Luis Guillermo Solís es que son personas formadas mayoritariamente a lo interno del país y con amplia trayectoria en el sector público costarricense.

Ambos elementos rompen de cierta forma con los altos jerarcas que han ocupado los puestos de presidente ejecutivo del Banco Central y del Ministerio de Hacienda, al menos, en los últimos tres gobiernos. El otro factor es que tienen un pensamiento "menos liberal", a criterio de algunos allegados.

Esta tarde, Luis Guillermo Solís nombró al economista Olivier Castro, como presidente del Central; al vicepresidente electo, Helio Fallas, como ministro de Hacienda, además de Werner Ramos, como ministro de Economía, y la socióloga Olga Martha Sánchez, como ministra de Planificación.

En pocas palabras, es un equipo de trabajo más "criollo".

En los últimos ocho años, los puestos del Central y Hacienda han sido ocupados por personas también con alguna trayectoria en el sector público y privado del país, pero formados en casas de enseñanza de renombre en Estados Unidos y Europa. Eduardo Lizano salió de la London School of Economics; Francisco de Paula Gutiérrez (conocido como "Guti"), de la Universidad de Pennsylvania, Rodrigo Bolaños, de la Universidad de Chicago y Edgar Ayales, de la Universidad de Kent. Este último incluso hizo su carrera en el Banco Mundial y el FMI.

Olivier Castro, por su parte, tiene un doctorado en economía de la Universidad de Kansas, pero tuvo una larga trayectoria en el Banco Central, donde incluso llegó a ocupar la gerencia de la entidad, a finales de los 70 y en la década de los 80. Se formó en un banco central que todavía imponía topes de cartera a las entidades financieras y fijaba las tasas de interés. Trabajó de la mano con el actual gerente del Central, Félix Delgado y con expresidentes de la entidad como Carlos Manuel Castillo (q.d.D.g.) y Eduardo Lizano.

Ahora se enfrentará a un banco central más tecnificado, con más doctorados, en medio de un proceso de implementación de metas de inflación y con un sistema cambiario más flexible. Eso le presentará un reto.

Precisamente, Castro ya anunció que pretende revisar el límite superior de la banda cambiaria (techo), para tratar de eliminar el exceso de volatilidad en la en el tipo de cambio. También tratará de que la meta de inflación no sea una amarra que detenga el crecimiento económico.

Quienes lo conocen le reconocen su inteligencia, su verbo directo y amplia trayectoria. Fue el primer superintendente de Pensiones, luego de la creación de los régimenes privados con la ley del 2000; tuvo su paso por el Consejo Monetario Centroamericano y hasta hace poco fue parte de la junta directiva del Banco Nacional.

No obstante, ahora le toca ganarse la confianza de los banqueros, acostumbrados al estilo de "Guti", Lizano y Bolaños.

En todo caso, la batuta del equipo recaerá en Helio Fallas, quien es magister en Economía de la Universidad de los Andes, pero que también ha cumplido una cuota interesante en organismos internacionales como IICA, la Cepal y el Banco Mundial. Fue ministro de Planificación, durante un año, en el primer gobierno de Rafael Angel Calderón, y ministro de Vivienda en el de Abel Pacheco.

A él se le reconoce tener una vena más moderada en temas económicos, incluso más cercano de los temas sociales. En medios de prensa ha sido una fuente de consulta obligada en temas de desempleo, desigualdad social y pobreza, ámbitos que ahora también deberá vigilar desde la silla de Hacienda. Sin embargo, su principal reto será definir cómo manejar la braza de Consolidación Fiscal que le dejó Edgar Ayales y empezar a empujar los nuevos impuestos en el Congreso.

Welmer Ramos se dedicó en los últimos años a ser asesor parlamentario del Partido Acción Ciudadana (PAC). En su momento, estuvo en contra de la aprobación del TLC con Estados Unidos. También laboró en el Banco Central. Ahora llegará un Ministerio de Economía al que el sector privado le exige simplificar trámites y en el que deberá continuar el proceso de eliminar el precio regulado al arroz.

Finalmente, Olga Martha Sánchez ha sido formada en la academia. Tiene títulos en la UCR, la Flacso y la Universidad Autónoma de México. No había ocupado cargos políticos, hasta que fue nombrada secretaria general del PAC. Ahora, desde Planificación, deberán coordinar mejor las acciones con Hacienda y el resto del sector público consolidado de tal forma que se pueda llevar un recuento más fino del manejo de los presupuesto, el endeudamiento pública y las metas del Plan Nacional de Desarrollo que seguro impulsará Solís.

En palabras del economista y exintentendente de Entidades Financieras, Juan Muñoz, se trata de "un equipo de gente preparada, con caras frescas, que dependerán de la sabiduría y el liderazgo de Helio Fallas".

Agregó que ahora falta por ver hasta qué punto tendrán influencia del fundador del PAC, Ottón Solís, quien comulga más con las ideas de un estado interventor.

Otro economista, quien conoce de cerca a los recién designados pero pidió el anonimato, reconoció que es gente de trayectoria (en el caso de Fallas y Castro), pero cuyo legados están por verse y, que dada su formación "menos liberal", deberán empezar a ganarse las confianza del sector privado, algo que no será posible de la noche a la mañana.

Sostenbilidad y financiamiento