TRAS 14 REBAJAS CONSECUTIVAS

Tasa Básica Pasiva detiene su descenso y se queda en 6,95%

  • Imágenes

Luego de sumar 14 descensos consecutivos, la Tasa Básica Pasiva (TBP) se detuvo en 6,95%, pues pasará una semana más en ese nivel a partir de este 4 de abril y hasta el próximo 10 de abril cuando el Banco Central de Costa Rica (BCCR) la vuelva a calcular.

El pasado 27 de diciembre del 2012, la TBP estaba pasó de 9,50% a 9,20% y desde entonces comenzó una tendencia descendente en todas las semanas siguientes. Los ajustes más significativos fueron de 0,30 puntos porcentuales y los más pequeños de 0,05 puntos en los pasados tres meses.

Sin embargo, la tendencia a la baja viene desde octubre pasado, cuando empezó a disminuir luego de alcanzar el punto más alto en los últimos tres años de 11%.

Desde entonces el Gobierno inició una gestión para incentivar una disminución en los intereses que se vio estimulada a finales del 2012 cuando las alarmas se encendieron por la entrada de capitales extranjeros, atraídos precisamente por el diferencial que les proporcionaba las altas tasas en colones en comparación con los rendimientos en dólares, además de un tipo de cambio estable.

Según un informe de la División Económica del BCCR, en el 2012 ingresaron al país $2.580 millones, entre los que está la inversión extranjera directa, la liquidación de valores, de depósitos y los denominados Global Depositary Notes, que son instrumentos de inversión.

En marzo pasado, economistas consultados por EF manifestaron que el 7% sería el equivalente a un piso para las tasas de interés locales, basados en los niveles que alcancen las tasas reales (diferencia entre tasa nominal y la inflación).

Sin embargo, ese nivel no es fijo, pues el interés por frenar la entrada de capitales puede llevar las tasas más abajo del 7% e incluso hacerlas negativas.

La TBP es un cálculo de un promedio simple de las tasas de interés brutas negociadas en las captaciones de instituciones financieras, en el que se excluyen los valores más altos y más bajos. Los plazos que se toman en cuenta son los que van desde 150 hasta 210 días de las entidades que sumen en conjunto un mínimo del 95% del mercado.

Se incluyen en el cálculo cuatro grupos de intermediarios que son los bancos públicos, los bancos privados, las cooperativas de ahorro y crédito y las empresas financieras no bancarias y mutuales. Los datos de cada grupo se ponderan en un promedio móvil de los últimos seis meses.

CRÉDITOS:

Sergio Morales Chavarría.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
Reportajes