CERTIFICADOS DE DEPÓSITO A PLAZO EN COLONES

Tasas de interés a más de seis meses plazo compensan inflación

Cooperativas de ahorro y crédito tienen los rendimientos más atractivos a más de seis meses

  • Imágenes

Si una persona está valorando adquirir un certificado de depósito a plazo (CDP) debe saber que, para obtener un rendimiento mayor, tendrá que utilizar plazos más largos, en especial si pretende compensar el efecto que la inflación tiene en su capital.

Los CDP brindan mayores tasas de interés que una cuenta de ahorro a cambio de que el dinero se mantenga sin utilización en un plazo determinado.

En un sondeo elaborado por EF entre bancos públicos, privados y cooperativas de ahorro y crédito, se determinó que los niveles de intereses para plazos superiores a los seis meses son los que brindan al inversionista la posibilidad de igualar o superar ligeramente el aumento de los precios medido por el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

De esa manera, entre diez entidades consultadas, las tasas en ventanilla para un semestre están entre 5,25 y 8,50%, porcentajes que en este momento están cerca de la variación de inflación de los últimos doce meses a julio del 2013, que fue de 5,81%.

Además, la expectativa de inflación para los próximos 12 meses es de 6,2%, según la encuesta a economistas que hace el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Así, quien tenga mayor preocupación por conservar e incrementar poder adquisitivo de su capital deberá considerar inversiones a más de seis meses.

Al comparar por entidad en este plazo, las cooperativas son los que tienen las tasas más atractivas. Por ejemplo, Coopealianza mantiene una tasa de 8,5%. De los bancos, el Banco de Costa Rica tiene vigente una tasa neta de 6,40%, seguido por cuatro bancos privados que ofrecen todos un 6%. El banco Improsa es el más bajo con 5,25%.

Los rendimientos a un año son superiores. Estos van desde 5,98% en el Banco Popular a 10,75% en Coopenae. En medio de esta diferencia están el resto de bancos privados y estatales, los cuales se caracterizan por ofrecer un incremento o premio menor por la tasa de 12 meses.

Mientras que Coopenae, entre 6 y 12 meses tiene un premio de 2,5 puntos porcentuales, el Banco Cathay brinda un punto adicional.

El BCCR es uno de los que ofrece las tasas más bajas en su sistema de captación Central Directo, en el que se puede participar solamente si se cuenta con un certificado digital. La tasa de seis meses pagada por el ente emisor es de 3,85% y la de 12 meses es de 5,05%.

Pros y contra del corto plazo

El economista y asesor financiero, Max Goldberg, insiste en que las personas deben tener presente que a menor plazo tienen la consecuencia de enfrentar en sus ahorros una menor reposición del valor. Así, si un inversionista no planea utilizar su dinero en el corto plazo puede aprovechar para pactar certificados a más de seis meses.

Quienes eligan la opción de hacer inversiones en el muy corto plazo (de 1 a menos de 6 meses) también deben considerar que el premio que recibirán probablemente será menor a la inflación, es decir, tendrán una rendimiento real negativo.

Sin embargo, el punto positivo de invertir en el corto plazo es que quien lo haga obtiene liquidez de su dinero, es decir, mayor disponibilidad con respecto a los que invierten a 12 meses. La estrategia de hacer un CDP de 1, 2 o 3 meses plazo es útil para quienes tienen en mente realizar una compra de un bien próximamente, pues tendrían el capital disponible con relativa facilidad.

Otra de las razones para mantener inversiones en corto, tal como lo denomina la jerga financiera, es la espera de mejores tasas de interés. Así el inversionista, aunque reciba tasas relativamente bajas, posteriormente ganaría si efectivamente sus expectativas se cumplen y los rendimientos suben y logra constituir un CDP a un mayor interés y a más plazo.

Para Goldberg, las condiciones actuales señalan que las tasas están en un punto bajo y que eventualmente subirán. Sin embargo, la desaceleración económica sigiere que no se presentarían incrementos en los rendimientos en los meses cercanos.

Según los datos del Banco Central, el saldo de depósitos a plazo en moneda nacional en el sistema financiero fue a julio pasado de un total de ¢4,52 billones. El monto representó un incremento real de 14% con respecto a lo que había en julio del 2012.

Además de las condiciones e intereses que cada inversionista tenga, también es necesario que la persona evalúe la entidad en la que pretende hacer la inversión y si está califica dentro de los riesgos que pretende tomar.

CRÉDITOS:

Sergio Morales.

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
Reportajes