Tasas de interés habrían tocado piso

Faltante en las finanzas del Gobierno y posible aceleración del crédito pondrían presión a rendimientos

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/Tasas_de_interes-credito-eurobonos-TBP-deficit_fiscal_ELFCHA20130913_0009_5.jpg
    326x204
    Tasas de interés habrían tocado piso
    / 13 SEP 2013

index

La caída en las tasas de interés pierde velocidad en momentos en que la Tasa Básica Pasiva (TBP) cuenta ya cinco meses por debajo del 7%, que era considerado a principios de año como su piso.

El desplome de la TBP, la tasa de referencia del mercado, arrastró también al precio que cobran las entidades financieras por el crédito: la tasa activa promedio ha perdido más de 4 puntos porcentuales desde setiembre del 2012.

No obstante, los vientos de cambio empiezan a soplar y podrían cambiar la trayectoria de los factores internos y externos que han ayudado a la merma en los rendimientos.

La necesidad de captación del Gobierno, el dinamismo del crédito y el comportamiento de las tasas en el exterior están entre las variables a considerar.

Entonces, la pregunta reverbera en los corrillos financieros, ¿está por terminar el tiempo las tasas bajas?

“No podría afirmar que se esté terminando la época de tasa bajas. Lo que sí puedo afirmar es que la época de tasas bajas en el exterior terminará en algún momento y que si Costa Rica no disminuye el déficit fiscal no nos prestarán en el exterior”, afirmó el economista Ronulfo Jiménez.

Viviendo de prestado

El financiamiento externo obtenido por el Gobierno mediante dos emisiones de eurobonos –por $1.000 millones cada una– ayudó a reducir la presión del Ministerio de Hacienda sobre el mercado local.

Los ingresos tributarios, que han sido golpeados por una menor actividad económica, no alcanzan para pagar los gastos públicos, y el Gobierno se ve obligado a captar compitiendo contra las entidades financieras.

La llegada del dinero captado con los eurobonos alcanzó para que Hacienda pudiera bajar la intensidad de esa competencia por el dinero local.

No obstante, el faltante de dinero sigue creciendo. Los fondos de los eurobonos no es eterno, y los números presagian un retorno de la presión sobre las tasas de interés.

“El déficit fiscal de este año equivale a mas de $3.000 millones. El del 2014 estimado es de mas de $3.500. Con financiamiento disponible del exterior de unos $1.000, le quedan por financiar en el mercado local entre $2.000 y $2.500 millones cada año. Eso le tiene que poner presión a las tasas, tarde o temprano”, calculó Luis Mesalles, economista de Ecoanálisis.

Actualmente, el remanente del dinero captado con los bonos de deuda externa ronda los $800 millones.

Impulso al crédito

La demanda de fondos por parte de las entidades financieras también ha estado moderada debido a un crecimiento menos acentuado del crédito este 2013.

Durante los primeros cinco meses del año, el aumento mensual de la cartera de crédito estuvo por debajo del 1%.

Sin embargo, con el levantamiento del tope al crédito, impuesto en enero por el Banco Central de Costa Rica, las colocaciones empiezan a animarse.

En julio, la cartera registró un crecimiento del 1,02% con respecto a junio, el mayor del año. Sin embargo, las opiniones sobre el comportamiento futuro del crédito distan del consenso.

Mientras Fernando Naranjo, gerente general del Banco Nacional, ha vaticinado un repunte; para Jimmy Hernández, gerente de Banco Cathay, el daño está hecho y las colocaciones tendrán poco dinamismo este año.

“El crédito comenzará a recuperarse, sin embargo, se espera que esto sea gradual por lo que la necesidad de captación de los bancos no debería de presionar fuertemente las tasas, al menos en lo que resta del año”, estimó Hernán Varela, oficial de riesgo de Grupo Bursátil Aldesa.

Junto a la menor demanda de crédito, que le resta apetito a los bancos por captar ahorros, otro factor que explica la caída en las tasas es la directriz del Gobierno que eliminó la competencia en la banca pública para captar depósitos de grandes instituciones públicas como el ICE o la Caja.

Entorno global

En el plano internacional el escenario de tasas bajas también da tibias señales de cambio.

La política expansiva del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) indica que las tasas de interés deben estar bajas.

El motor económico norteamericano acelera sus revoluciones de manera intermitente sin lograr el suficiente empuje para que la creación de empleo crezca.

La tasa de desempleo en Estados Unidos fue de un 7,3%, todavía más de un punto porcentual superior al 6,5% señalado por la Fed como necesario para revertir la política monetaria actual.

No obstante, las tasas de interés de largo plazo (10 y 30 años) ya han mostrado tendencias al alza.

“El nivel de las tasas de interés locales se modificará cuando se reactive economía de Estados Unidos y cambie la dirección de la política monetaria en la Fed”, auguró Jiménez.

Un golpe de timón que mantiene en vilo al mercado, sin que exista mas que indicios para determinar cuándo sucederá.

Sostenbilidad y financiamiento