Fuerte devaluación del colón golpearía el pago de impuesto de renta de las empresas

Efecto es por sus deudas en dólares

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El cierre del año fiscal trajo consigo una devaluación del 8,2% y esa diferencia podría afectar el monto de las ganancias de una empresa y, consecuentemente, el impuesto sobre la renta que deba cancelar.

Ese incremento en el precio del dólar ocasiona un efecto en la contabilidad de las compañías denominado pérdida por diferencial cambiario. Si existe una deuda en moneda extranjera, puede verse incrementada solamente por convertirla a colones.

Lo anterior sucede porque la información financiera debe presentarse en colones y, al cierre del año fiscal en el 2013, el valor de la referencia del dólar era de ¢493,57, mientras que el pasado 30 de setiembre fue de ¢534,02.

La diferencia que produce el cambio a colones se puede incluir como un gasto deducible del impuesto sobre la renta, siempre y cuando el motivo de esa deuda esté asociado al giro o actividad habitual de la empresa.

Hasta octubre pasado, los ingresos tributarios por renta del Gobierno han crecido menos, pero Hacienda descarta que haya un impacto en la recaudación.

Rafael González, socio de impuestos de Deloitte, explicó que la diferencia por tipos de cambio siempre se origina por la tenencia de un activo (inversión o cuenta por cobrar) o de un pasivo (deudas o cuentas por pagar) y estos a su vez deben estar vinculados a la actividad generadora de rentas gravables, por ejemplo, un préstamo bancario para la ampliación de la planta de producción.

Los tribunales han indicado que dicho gasto debe ser habitual para la empresa, comentó Guillermo Smith, presidente del Colegio de Contadores Públicos.

En el caso de que una compañía tenga una mayor cantidad de deudas en dólares sobre sus activos en esa moneda, se genera un escudo fiscal que eventualmente impacta en una disminución de la recaudación, agregó Carlos Camacho, presidente de Grupo Camacho.

Carlos Fernández, exgerente bancario y asesor financiero de empresas, detalló que ya ha visto como algunas firmas han reportado un descenso importante en sus ganancias totales debido a que al 30 de setiembre pasado reportaron un aumento en gastos por diferencial cambiario.

“Se presenta principalmente por las deudas bancarias o por pagos que se deben hacer a proveedores que cobran en dólares. A veces es tan grande que se eliminan todas las utilidades”, añadió.

El director de Tributación, Carlos Vargas, explicó que en el país la exposición de las empresas al diferencial cambiario es distinta según la actividad. Afirmó que tienen un pasivo muy fuerte en importación y deben hacer pagos en otra moneda.

González detalló que la deducción de renta carece de un límite, siempre y cuando las transacciones estén ligadas a la operación usual de las compañías.

Según su criterio, las deducciones de renta sobre las diferencias generadas por el tipo de cambio en una deuda, solo se aplicarían sobre los pagos de intereses y en la parte amortizada del pasivo, no así sobre la valuación del saldo al final del periodo.

Menos ingresos

Según los datos de ingresos tributarios acumulados entre enero y octubre del 2014 (6,3%), la recaudación por renta presenta un menor crecimiento con respecto al año anterior (15,5%).

Según las autoridades de Hacienda, ese descenso se debe a un menor aumento en los aportes de personas jurídicas, es decir, empresas.

Para octubre de este año, el impuesto sobre las utilidades representó un 30% del total de los ingresos del Gobierno.

El viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez, detalló que parte del descenso reportado en los últimos en el tributo por rentas se debe a que algunas compañías trasladaron parte de sus pagos de octubre a noviembre.

Sin embargo, Rodríguez insistió en que en los ingresos anualizados y tomando en cuenta lo que se ha pagado hasta noviembre, la recaudación por renta no daría problemas.

Sostenbilidad y financiamiento