CIFRA FUE SUPERIOR A LO ESPERADO

Estados Unidos crece 3,5% en el tercer trimestre, el nivel más alto en dos años

El consumo de los hogares sigue siendo el pulmón de la  economía estadounidense y creció 3,0% en el tercer trimestre, eso sí menos que el segundo trimestre


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Washington. La economía estadounidense confirmó su mejora en el tercer trimestre a menos de un mes de que el presidente electo Donald Trump entre en la Casa Blanca.

Entre julio y setiembre, el PIB de la mayor  economía del planeta creció 3,5% a ritmo anualizado en datos corregidos de variables estacionarias. Esa corrección muestra una fuerte mejora en relación al segundo trimestre, según la tercera y última estimación del departamento de Comercio divulgada este jueves 22 de diciembre.

Los analistas esperaban una expansión más moderada de 3,3% tras una estimación de 3,2% publicada hace un mes.

Luego de un crecimiento magro en el primer trimestre (0,8%), Estados Unidos registró su mayor expansión económica desde el tercer trimestre de 2014 aún cuando hay muchas interrogantes sobre su futuro.

Las orientaciones económicas de Trump, que asumirá el 20 de enero, son aún difusas y sus amenazas de apelar al proteccionismo de la producción local a riesgo de una guerra comercial contra China inquietan a muchos empresarios.

LEA: Obama revivió la economía pero electorado se fue con Trump.

El mercado bursátil, en cambio, está eufórico y varios indicadores muestran que las empresas también están optimistas, especialmente porque Trump ha dicho que quiere que paguen menos impuestos.

Aunque espera por señales más claras, el consumo de los hogares sigue siendo el pulmón de la  economía estadounidense. Creció 3,0% en el tercer trimestre, lo cual es menor al 4,3% del segundo.

Las compras de bienes duraderos como los autos siguen viento en popa al aumentar 11% en contraste con el menor consumo de bienes más efímeros como vestimenta o alimentos.

El dinamismo se mantiene gracias al saludable estado del mercado laboral, dicen analistas. La tasa de desempleo de 4,6% es la menor en 9 años.

Los datos del crecimiento del PIB estadounidense "describen una sólida situación de los consumidores, probablemente alimentada por la creación de empleos, modestas alzas de salarios y sólidas finanzas personales", dijeron analistas del banco Barclays.

El crecimiento parece "suficientemente fuerte" para seguir apoyando la mejora del mercado de trabajo, apuntó Jim O'Sullivan, de High Frequency Economics.

Cuando Trump quiere remodelar la política comercial estadounidense, el crecimiento tiene como uno de sus puntales el aumento de las exportaciones, las cuales aumentaron 10% entre julio y setiembre. Esa alza, que contrasta con el magro 1,8% del trimestre previo, es la más fuerte en tres años.

Paralelamente las importaciones apenas subieron 2,2% en el tercer trimestre, según los datos del jueves.

Otro factor positivo es que se están recuperando empresas que pasaron meses en rojo, especialmente en las de minería y petróleo: crecieron 1,4% en el tercer trimestre luego de haber caído 2,1% en el anterior.

El mercado inmobiliario sigue débil pero aminoró su caída: -4,4% en el tercer trimestre y -7,7% en el anterior.

LEA: Mercados tendrán que lidiar con incertidumbre política en el 2017.

El estado federal hizo su aporte al aumentar sus gastos en 2,4% tras dos trimestres consecutivos de baja. Ese gasto puede crecer más si Trump cumple su promesa de lanzar un plan de estímulos a las obras de infraestructura.

Los resultados económicos parecen dar la razón a la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos que dijo advertir notorias mejoras y por primera vez en un año aumentó las tasas de interés la semana pasada.

La presidenta de la Fed Janet Yellen dijo que ese aumento fue un "voto de confianza" a la economía estadounidense.

* Esta información fue ampliada posterior a su publicación.

Sostenbilidad y financiamiento