La industria de servicios de intermediación financiera continúa su aceleración, mientras agricultura agudiza la contracción

Por: María Fernanda Cisneros 12 mayo, 2016
El sector de la construcción sigue siendo el único que muestra crecimientos negativos, principalmente por una baja en la edifición de obras públicas (Foto con fines ilustratitvos).
El sector de la construcción sigue siendo el único que muestra crecimientos negativos, principalmente por una baja en la edifición de obras públicas (Foto con fines ilustratitvos).

El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) mostró una variación interanual de 4,7% en marzo de este año, según datos de la tendencia ciclo publicados por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) esta tarde.

Con este resultado, abandona la tendencia alcista que mostró durante ocho meses consecutivos (de mayo 2015 a febrero 2016) y vuelve al mismo nivel que presentó en enero de este año.

En febrero de este año, la variación interanual mostró un crecimiento de 4,9%.

Sin embargo, la cifra se mantiene por encima de lo registrado hace un año atrás, cuando el dinamismo mostrado fue de 1,7%.

Un mejor desempeño de la industria manufacturera ayudó en gran parte a la mejora que obtuvo el indicador en el último año.

El nicho de la agricultura, en la otra acera, continúa contrayéndose, cumpliendo seis meses de resultados negativos en la tendencia ciclo.

El indicador cerró el 2015 con un crecimiento de 4,3%. Este porcentaje contrasta con el resultado interanual a diciembre del 2014, cuando el índice había presentado una variación de 2,7%.

Resultados por industria

El sector de la manufactora continúa su dinamismo en la actividad económica nacional, creció 6,28% al corte del tercer mes de este 2016, mientras un año atrás mostró un variación negativa de 3%.

Los servicios de intermediación financiera medidos indirectamente, por su parte, mantienen el mayor crecimiento, con un repunte de 10,94%, seguidos por otros servicios prestados a empresas con un repunte de 9,85%.

Posteriormente, están los servicios financieros y de seguros, con un repunte de 9,70%.

Por el lado de las industrias menos dinámicas está el de la construcción, que mostró una variación negativa de 3,49%, mientras hace un año su dinamismo era de los más altos (10,64%).

La extracción de minas y canteras mostró un resultado negativo de 0,40%, algo que no había presentado en el último año.

Por su lado, la agricultura, silvicultura y pesca creció 0,16%, cumpliendo así dos meses de haber dejado las cifras negativas.