Entidades a la caza de aguinaldos

Junto a las ofertas de crédito, bancos y otras empresas financieras cuelan opciones de ahorro

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Cerca de ¢500.000 millones circularán en las calles por conceptos de aguinaldos, una cifra enorme por la que el sistema financiero empezó a competir a partir del 15 de noviembre.

El monto en efectivo destinado a aguinaldos en el 2012 representa una sétima parte de todas las transacciones de recursos registradas en el 2011.

Financiamiento de vehículos, crédito personal, hipotecas, créditos para la educación y opciones varias de inversión y para el pago del marchamo forman parte del cúmulo de oferta de las entidades financieras .

Según datos del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe), en diciembre, las transacciones de créditos directos (utilizado para el pago de salarios y proveedores de un día para el otro), por ejemplo, se incrementan un 28%, respecto a noviembre.

En montos, el aumento también es muy significativo pues, en diciembre, los débitos directos (utilizados para pagar en tiempo real) aumentan en un 34%, respecto a noviembre.

Ninguna entidad financiera permanece apática y para atraer esos recursos las ofertas de temporada son diversas.

Y esa lucha por acumular la mayor cantidad de transacciones posibles se inicia con el pago del marchamo.

Banco Improsa, por ejemplo, propone llevar el marchamo hasta la casa u oficina del cliente; Promerica permite pagarlo a tres meses plazo y sin intereses, y el Banco Nacional rifa 15 premios de ¢1 millón entre quienes paguen el derecho en sus oficinas.

Para ahorrar

Entre los productos financieros de temporada, se cuelan varias opciones de inversión.

Algunas de ellas son, por ejemplo, las que ofrece el BAC San José y Mucap, que tienen en común alivianar las cargas del 2013.

En el caso del BAC San José, esta trasladando a las pymes su producto BAC Objetivos, a fin de que las empresas también puedan ahorrar con fines específicos como el próximo pago de aguinaldos, el pago de impuestos o marchamos de la flotilla.

En el caso de Mucap, ofrece planes de ahorro de 1 a 3 años para tener la prima de una hipoteca o el costo del próximo viaje.

En su mayoría, las entidades ofrecen servicios de ahorro programado, una opción que facilitará la organización del presupuesto del próximo año.

Para Gabriela Vargas, economista de Banco Bansol, lo ideal es que se destine como mínimo el 50% del aguinaldo para ahorro.

Carlos Li, director de banca de personas del Banco Popular, explica que los certificados de ahorro a plazo son el producto de captación más solicitado por las personas en fin y principio de año.

Sin embargo, la captación en diciembre no es el fuerte, según Hairo Rodríguez, subgerente general de Banco Cathay, pues no generan un pico durante la temporada.

Opciones de crédito

En el tema de créditos, la variedad de promociones en tarjetas invitan al uso en la temporada.

Acumulación extra de puntos y millas son las ofertas más comunes, seguidas de los sorteos que, a cambio del uso de las tarjetas, rifan televisores o vehículos.

Destaca el caso de Promerica que con una nueva tarjeta propone el financiamiento del marchamo 2013, como de otros gastos relacionados con el vehículo a tres meses plazo y sin intereses.

Aunque también es opciones de crédito personal, es evidente que el fuerte lo tienen las tarjetas de crédito, pues noviembre, diciembre y enero se generan crecimientos sustantivos en los saldos.

Datos de Cathay advierten que, en el 2011, solo en diciembre, el incremento fue de un 9%, un dato más acelerado respecto a meses anteriores en los que ronda el 3%.

Por otra parte, también ofertas de crédito personal. Scotiabank lanzó una opción crediticia a tasa fija de 25% por cinco años en colones.

Igualmente, hay otra para alivianar la cuesta de enero como el BN Educación que financia el pago de la matrícula y mensualidades de centros educativos.

Queda claro que diciembre es el mes de mayores movimientos transaccionales que este año sumarán, según estimaciones del Sinpe, 23 millones, para movilizar un total de ¢180 billones, un promedio de ¢671.000 millones diarios.

Es decir, se mueve un equivalente al Producto Interno Bruto (PIB) en 31 días hábiles.

INCLUYA SU COMENTARIO