Por: Tatiana Gutiérrez Wa-Chong 11 noviembre, 2014
Santiago Maggi explicó las implicaciones que tendrá la eliminación de estímulos para América Latina.
Santiago Maggi explicó las implicaciones que tendrá la eliminación de estímulos para América Latina.

La eliminación de los estímulos en la economía de Estados Unidos golpeará a los países de América Latina con la misma rapidez en que la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) decida subir las tasas de interés, "si lo hace antes de tiempo puede ser mortal para la economía global", aseguró el director general de XP Securities, Santiago Maggi, en una entrevista.

El exgerente de cartera y miembro del comité de inversiones en Latmark Asset Management, y asesor de inversiones (Registered Investment Advisor -RIA), señaló que un aumento de tasas no se visualiza ni siguiera durante el primer trimestre del 2015, debido a que el crecimiento económico en la economía estadounidense todavía es bajo, al igual que el desempleo. "Las señales no son suficientes como para que la FED tome la decisión en un corto plazo".

-¿Qué espera la FED para subir las tasas de interés?

-"Debería reportarse, por lo menos, por tres o cuatro meses seguidos un alto crecimiento en la economía y sobre todo en la generación de empleo. Mientras no se produzca esto, la FED preferirá esperar, porque subir la tasa de interés antes de tiempo puede ser mortal para la economía global, no solo para Estados Unidos, sino para las otras regiones también".

-¿Cuáles efectos tendrá el cierre de los estímulos en Estados Unidos en América Latina?

-"Sin duda va a afectar, así como benefició en los últimos años. Sin embargo, esto dependerá de la rapidez con la que la FED comience a subir las tasas de interés. Si lo hace de forma gradual, aunque va a ser viento en contra para América Latina, va a ser manejable".

-¿Qué pronóstica en cuanto a tasas de interés, se mantendrán altas durante el 2015?

"Para el 2015, pronosticamos tasas bajas, pero con alta volatibilidad. Esto significa que todos los activos que se beneficiaron durante los últimos años con una mayor liquidez, van a comenzar a ser más volátiles, sobre todo en las bolsas de valores.

"Además, los bancos, en general, por el acuerdo de Basilea III, están restringidos, entonces, cuando existan correcciones no se tiene tanta gente para exponer la liquidez y eso va a traer efectos".

-¿Cómo afectará esto a las economías que tienen más riesgo?

"A los que hicieron bien la tarea les va a ir bien, obviamente Argentina y Venezuela no lo hicieron.

"Brasil, estaría por verse porque tiene reservas por $400.000 millones, pero eso se puede acabar si comienza a malgastar para defender su tipo de cambio.

"Perú, Colombia y México tienen muy buenas reservas monetarias y también han hecho reformas. Chile está en desaceleración.

"Latinoamérica tiene que entender que se acabaron las épocas de las vacas gordas y vienen épocas de vacas flacas y no podés vivir y gastar como cuando eran gordas.

"Los países que tienen reservas suficientes van a poder pasar el temporal de las vacas flacas sin problema, siempre y cuando no malgasten, porque si se ponen hacer políticas populares se van a ver afectados".

-¿Cuál es el efecto en las monedas?

-"Las monedas se van a comenzar a depreciar y el problema es que Latinoamérica tiene varios ángulos o vientos en contra: la terminación de la inyección de liquidez en Estados Unidos, el desacelere económico en China, que afecta el precio de los commodities y el alza en el precio del dólar. Esto ya está afectando a economías como Brasil, Chile y Colombia".

-¿Cuáles es la expectativas para las economías más dependientes de Estados Unidos?

-"Por ejemplo, México un 73% de las exportaciones de México van a Estados Unidos y hoy en día la mejor economía global es Estados Unidos. Entonces, México está recibiendo beneficios porque en los últimos siete años fabricar en China se ha vuelto más costoso.

"Empero, las expectativas no pueden ser muy altas porque Estados Unidos no puede acarrear en su hombro a todo el mundo. Europa está en recesión, Japón está mal y China se está desacelerando; Estados Unidos no podrá llevar el mundo a cuestas, es muy difícil".

-Los organismos internacionales han dicho que la principal vulnerabilidad económica a nivel mundial es la crisis en Europa ¿La recuperación en Estados Unidos podría solventar la aguda recesión?

-"Europa tiene un problema estructural muy importante, porque los bancos centrales le ganaron tiempo a la crisis, pero los políticos no supieron utilizar ese tiempo para hacer los cambios.

"Entonces, Europa tiene serios problemas demográficos y deudas altísimas y así no van a salir adelante.

"Todo lo que estamos viviendo en los últimos años son medidas artificiales. Es como un paciente que lo tienes con antibiótico, está bárbaro, pero no sabemos porque es la infección. Entonces, hasta que no se encuentre cuál es la solución estructural es un problema".

-¿Qué opciones de inversión existen en América Latina?

"Las monedas latinoamericanas, en general, van a tender a depreciarse y en la medida en que sea gradual, es hasta sano, no es un problema porque esto aumentará las exportaciones.

"Las deudas soberanas aun tiene oportunidad. Hay una desaceleración en las economías, Costa Rica perdió su grado de inversión y Brasil, se anticipa a perderlo, hay una tendencia o una pequeña corrección, pero vemos que todavía hay oportunidades de compra, si eso es hoy o en un año, está por verse. Sin embargo, a nivel de deuda nos gusta más en dólares que en monedas locales".