Por:  26 noviembre, 2014
Gobierno recibió carta de la entidad bancaria que anuncia despidos de más de 700 empleados en el país.
Gobierno recibió carta de la entidad bancaria que anuncia despidos de más de 700 empleados en el país.

La venta de activos del Citigroup en 11 países de América Latina, anunciada hace algunas semanas, podría convertirse en una oportunidad para que la banca colombiana continúe su expansión regional.

De hecho, hay quienes ya estarían trabajando en forma para hacerse a una o varias operaciones, pues tienen para escoger a Perú, Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua y Panamá.

Un despacho de la agencia de noticias Bloomberg señala que tanto Davivienda como el Grupo Aval estarían en conversaciones con el Citi para comprar algunas de sus unidades de consumo. Señala además que Davivienda estaría interesado exclusivamente en las unidades de Perú y Guatemala.

Cuando anunció la venta de sus activos, el Citigroup dijo que el objetivo era finiquitar cualquier operación en ese sentido antes de finalizar el 2015. De cualquier manera, tiene sentido que las entidades colombianas estén interesadas en participar en dicho proceso.

No es novedad que la banca colombiana ha sido partícipe de los principales negocios que se han gestado en la región. Esto, tanto por medio de la compra de activos locales (caso Bancolombia y las compras de Banagrícola y Grupo Agromercantil), como en los procesos de desinversión de HSBC, ING y otras entidades, en las que Bancolombia, Aval, Sura, Davivienda y GNB han participado.

Tales adquisiciones les han dado papeles relevantes en el mercado centroamericano, en especial en El Salvador, Guatemala y Panamá, donde dominan Bancolombia y Aval. Así, los activos del Citigroup en Centroamérica son una posibilidad para que sigan ganando terreno en esos países, o para que entidades que no tienen una presencia tan grande entren a competir con fuerza.

Por otra parte, un atractivo del negocio es que hay operaciones del Citi que están en venta en mercados donde no hay presencia colombiana tan difundida, como es el caso de Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Perú. Vale la pena recordar que Bancolombia ha declinado la posibilidad de participar en esos procesos, pues se encuentra consolidando la operación del HSBC Panamá, que adquirió recientemente.

Adicional a los colombianos, hay grupos internacionales que podrían interesarse en el negocio, como BBVA y Santander.

LUICON

El Tiempo Colombia

La venta de activos del Citigroup en 11 países de América Latina, anunciada hace algunas semanas, podría convertirse en una oportunidad para que la banca colombiana continúe su expansión regional. De hecho, hay quienes ya estarían trabajando en forma para hacerse a una o varias operaciones, pues tienen para escoger a Perú, Honduras, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua y Panamá. Un despacho de la agencia de noticias Bloomberg señala que tanto Davivienda como el Grupo Aval estarían en conversaciones con el Citi para comprar algunas de sus unidades de consumo. Señala además que Davivienda estaría interesado exclusivamente en las unidades de Perú y Guatemala. Cuando anunció la venta de sus activos, el Citigroup dijo que el objetivo era finiquitar cualquier operación en ese sentido antes de finalizar el 2015. De cualquier manera, tiene sentido que las entidades colombianas estén interesadas en participar en dicho proceso. No es novedad que la banca nacional ha sido partícipe de los principales negocios que se han gestado en la región. Esto, tanto por medio de la compra de activos locales (caso Bancolombia y las compras de Banagrícola y Grupo Agromercantil), como en los procesos de desinversión de HSBC, ING y otras entidades, en las que Bancolombia, Aval, Sura, Davivienda y GNB han participado. Tales adquisiciones les han dado papeles relevantes en el mercado centroamericano, en especial en El Salvador, Guatemala y Panamá, donde dominan Bancolombia y Aval. Así, los activos del Citigroup en Centroamérica son una posibilidad para que sigan ganando terreno en esos países, o para que entidades que no tienen una presencia tan grande entren a competir con fuerza. Por otra parte, un atractivo del negocio es que hay operaciones del Citi que están en venta en mercados donde no hay presencia colombiana tan difundida, como es el caso de Costa Rica, Honduras, Nicaragua y Perú. Vale la pena recordar que Bancolombia ha declinado la posibilidad de participar en esos procesos, pues se encuentra consolidando la operación del HSBC Panamá, que adquirió recientemente. Adicional a los colombianos, hay grupos internacionales que podrían interesarse en el negocio, como BBVA y Santander. 2 Copyright Grupo de Diarios Amyeacute;rica-GDA/El Tiempo/Colombia. Todos los derechos reservados. Prohibido su uso o reproducciyoacute;n en Colombia