Para la región de América Central y el Caribe el crecimiento se estima que alcanzará el 3,4% el presente año

Por:  13 enero, 2015
 Los cereales se consideran una opción alimenticia para el desayuno y las horas de merienda. En Auto Mercado de Moravia, San José, hay diversidad de marcas y presentaciones para los distintos públicos.
Los cereales se consideran una opción alimenticia para el desayuno y las horas de merienda. En Auto Mercado de Moravia, San José, hay diversidad de marcas y presentaciones para los distintos públicos.

El Banco Mundial (BM) prevé un repunte de la economía costarricense en 2015 hasta el 4,1%, luego de una tasa de crecimiento de 3,7% reportada un año antes.

De acuerdo con el organismo, Costa Rica mantendrá además un crecimiento, leve, pero sostenido del 4,2% y 4,5% para el 2016 y 2017, respectivamente.

En cuanto a la región, el BM fue enfático en que la economía de América Latina y el Caribe se desaceleró notablemente en 2014 hasta un 0,8%, y se espera que recupere levemente el crecimiento en 2015 hasta el 1,7%, en un contexto de ralentización de sus socios comerciales y la caída de los precios de las materias primas.

Especificamente para América Central y el Caribe, esta verá expandirse a un ritmo más elevado que la media regional, al pasar del 2,4% del pasado año al 3,4% de 2015, con Panamá creciendo este año un 6,1%, la República Dominicana un 4,9%, Guatemala un 3,6%, y Nicaragua un 4,4%, a la cabeza.

En 2013, la economía de América Latina y el Caribe creció un 2,5%.

De acuerdo al informe bianual "Perspectivas Económicas Mundiales" , publicado este martes, el organismo subrayó que se perciben divergencias en la región entre la brusca desaceleración de Suramérica, especialmente en Argentina, Venezuela y Brasil, y el sólido crecimiento de México y América Central.

El organismo advierte especialmente sobre Argentina y Venezuela, países para los que prevé dos años consecutivos de contracción: -1,5% en 2014 y -0,3% en 2015; y -3% en 2014 y -2% en 2015, respectivamente.

Brasil, por su parte, registró el pasado año prácticamente un crecimiento nulo, del 0,1%, y se prevé que solo crezca un 1% este año.

"La naturaleza sistémica de estas economías en la región, un crecimiento menor de lo esperado en una o más de una de estas tres economías podría tener un efecto de contagio en la región", se lee en el documento.

En el resto de Suramérica la situación es más positiva y estable, y si bien se ha registrado descensos en el crecimiento, se espera que continúen una expansión saludable en 2015.

Este es el caso de Bolivia, cuyas estimaciones para 2015 son de una expansión de 4,5%; el de Ecuador del 3,8%; Colombia del 4,4%; Perú con un 4,8%, Uruguay con un 3,3% o Paraguay del 4,3%.

Por otro lado se sitúa México, con un crecimiento del 2,1% en 2014 y que se espera gane tracción en 2015 hasta el 3,3% como resultado de la agenda de reformas estructurales aplicadas y el buen funcionamiento de la economía estadounidense.

El ritmo de la región estará sin embargo por debajo del 4,8% estimado del Banco Mundial para las economías en desarrollo en 2015, así como del promedio mundial de 3%.