Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 5 diciembre, 2016
 Humberto López, director para Centroamérica del Banco Mundial, aseguró que el país ha tenido un alto crecimiento si se compara su Producto Interno Bruto per cápita con el de Estados Unidos.
Humberto López, director para Centroamérica del Banco Mundial, aseguró que el país ha tenido un alto crecimiento si se compara su Producto Interno Bruto per cápita con el de Estados Unidos.

E l reto económico y productivo para Costa Rica consiste en mantener con fuerza el crecimiento que ha tenido hasta el momento, que lo diferencia de las otras economías de la región y que, al mismo tiempo, hace del país un lugar atractivo para los próximos años.

Humberto López, director del Banco Mundial para Centroamérica, aseveró que esta región tiene una de las mejores condiciones para el futuro y, en especial, ante la incertidumbre que impera por lo que suceda en las economías más desarrolladas.

Esos fueron parte de los mensajes que López subrayó en la presentación de fondo en la ceremonia de reconocimiento del Empresario del Año de EF, el pasado 28 de noviembre, y que fue comentada por Francisco de Paula Gutiérrez, economista y expresidente del Banco Central.

 Banco Mundial: El reto económico del Costa Rica es mantener el crecimiento logrado hasta la fecha
Banco Mundial: El reto económico del Costa Rica es mantener el crecimiento logrado hasta la fecha

López reconoció que la producción de Costa Rica ha logrado avanzar en los últimos años, pero que el factor fundamental es darle sostenibilidad a ese ritmo.

Para eso citó el crecimiento medido por el Producto Interno Bruto per cápita dolarizado de Costa Rica en proporción al de Estados Unidos, comparación que muestra un aumento claro después del 2005 junto con Panamá.

“Hay una serie de elementos (por atender) que son fundamentales, una estabilidad macroeconómica es crítica de una parte, tener un buen clima de inversiones en donde las empresas que las realizarán no tengan que sufrir demasiado la burocracia para salir adelante”, afirmó el representante del Banco Mundial.

 Francisco de Paula Gutiérrez, expresidente del Banco Central, advirtió que el problema fiscal de Costa Rica debe tener un tratamiento urgente.
Francisco de Paula Gutiérrez, expresidente del Banco Central, advirtió que el problema fiscal de Costa Rica debe tener un tratamiento urgente.

Sobre este tema, enlistó cuatro retos para Costa Rica que se deberían atender si se quiere lograr sostenibilidad en el aumento de la producción.

Al respecto, Gutiérrez manifestó que en años recientes, a Costa Rica le ha ido bien porque “se ha tenido un viento de cola favorable” que ha ayudado a la economía.

Esto quiere decir que en el entorno internacional prevalecieron las tasas de interés relativamente bajas, amplia liquidez y bajos precios de las materias primas como el petróleo, condiciones que no permanecerán para siempre, advirtió.

Cuatro tareas

López explicó que el primero de los cuatro retos es solucionar el problema fiscal que se manifiesta en el creciente déficit del país.

“El ajuste fiscal habrá que hacerlo ahora o más tarde y cuanto más esperemos, va a ser mucho más complicado y mucho más doloroso”, dijo.

Dentro de este mismo reto, el especialista llamó la atención acerca de la situación general del Estado bajo el nombre de eficiencia pública, rubro en el cual consideró que Costa Rica tiene un espacio limitado para mejorar debido a que indicadores como corrupción, efectividad del gobierno y legalidad están relativamente cercanos a los de países desarrollados o por lo menos es uno de los más avanzados de la región.

Sobre la necesidad de ajuste fiscal, Gutiérrez –quien también fue ministro de Hacienda– aseveró que por el momento parece prevalecer poca urgencia por resolver el faltante fiscal, aspecto que consideró un problema.

El segundo reto mencionado consiste en transformar a Costa Rica a partir de los niveles de educación que tiene, lo cual incluye también incrementar la edad promedio a la que la población del país tiene secundaria completa.

Ese rubro indica que el 49% de las personas en el país ha logrado concluir esos ciclos educativos a una edad en la que más bien se espera que una persona ya haya concluido la universidad.

Por ejemplo, el promedio en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 81%, según los datos de López.

Lo anterior es clave en la generación de empleo, pues los sectores productivos que en los últimos años (2007-2013) crean más plazas son los que al mismo tiempo necesitan de empleados con mayores niveles educativos.

Gutiérrez comentó que este reto también incluye la evaluación de los resultados que ha tenido a lo largo de los años la inversión en el sistema educativo, que podría estar perdiendo calidad.

Las otras labores por emprender y enlistadas por López son el desarrollo de la infraestructura y la eliminación de las tensiones medioambientales.

Sobre la primera, Costa Rica se ubica por abajo de Panamá o El Salvador, razón por la que debería dar más fuerza para evitar quedarse atrás.

En lo referente al ambiente, la llamada de atención es sobre la eventuales inconsistencias que se pueden presentar al enunciar que es un país “verde”, pero con políticas en funcionamiento que no contribuyen a esa meta, como por ejemplo, mantener un impuesto a los combustibles e intentar un menor consumo de los hidrocarburos.

López reconoció que el crecimiento de los últimos años de Costa Rica se debe –en buena parte– al aporte del sector empresarial, pero que se debe tomar conciencia de la gravedad del problema fiscal.

Conferencia Panorama económico