Gobierno tiene 22 días para presentar a Sugef un plan de venta de la cartera de crédito

Por: María Fernanda Cisneros 26 mayo
El gerente general de Bancrédito, Gerardo Porras, aseguró que la entidad tiene recursos suficientes para cubrir las posibles salidas de ahorro del público. Pero recordó que el banco no está cerrando sus operaciones.
El gerente general de Bancrédito, Gerardo Porras, aseguró que la entidad tiene recursos suficientes para cubrir las posibles salidas de ahorro del público. Pero recordó que el banco no está cerrando sus operaciones.

A pesar de que el Gobierno anunció el cierre de la actividad de intermediación financiera del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), la entidad potenciará negocios rentables.

Gerardo Porras, gerente general del banco, indicó que entre estos negocios están la comercializadora de seguros así como almacén de depósito fiscal y el depósito agrícola.

También, están los servicios de recaudación de impuestos de salida aérea y terrestre, la administración de las tiendas libres de los aeropuertos del IMAS y el negocio de la emisión de tarjetas prepagadas.

Por último, destacó el negocio de los fideicomisos como una operación que se ha fortalecido dentro del banco en los últimos tres años.

"Todas estos negocios son rentables, tienen utilidades y nosotros nos abocaremos por fortalecer esas líneas de negocio, de acuerdo con las capacidades tecnológicas que tenemos", afirmó Porras.

Ante el posible retiro de fondos por parte del público, el jerarca de Bancrédito aseguró que el banco tiene ¢38.000 millones de liquidez para atenderlo.

Este 26 de mayo, el Gobierno dio a conocer que esta entidad financiera abandonará la intermediación financiera, lo que implica la necesidad de que este Banco venda su cartera de crédito y también su segmento pasivo.

Por su lado, Mariano Segura, comisionado del Consejo Económico Presidencial, explicó se midió el impacto que puede percibir el banco si se da un retiro masivo de fondos y destacó que cerca de un 80% de la captación del banco se da mediante emisiones estandarizadas en el mercado de valores y se debe esperar a su vencimiento. Esto es parte de lo que se negociará en la venta de la cartera.

Lo mismo sucede con los certificados de depósito a plazo que manejan los clientes en el banco.

Respecto a los depósitos a la vista, Segura afirmó que el dinero está disponible para todo aquel que quiera retirarlos o trasladarlos a otra entidad.

Las cuentas a la vista representan entre 15% y el 18% de la captación total de Bancrédito, con respecto al total de los pasivos, según datos de la propia entidad financiera.

Segura recalcó que el Banco no está cerrando y mantendrá su operación usual. El proceso de cierre de labores de intermediación será paulatino.

La entidad mantendrá abiertas las sucursales de San José y Cartago, para evacuar dudas y atender posibles requerimientos de traslado de fondos de los clientes.

Javier Cascante, jerarca de Superintendencia General de Entidades Financieras, destacó que "los depositantes y ahorrantes deben mantener la calma ante estas noticias ya que el banco sigue operando con normalidad". Asimismo, destacó la importancia de que se les garantice la disponibilidad y seguridad de los recursos.

¿Cuáles son los siguientes pasos?

La expectativa es que la ejecución del plan para desligar a la entidad de sus labores de intermediación llevará hasta diciembre de este 2017.

Segura explicó que el Gobierno cuenta con 22 días para presentarle a la Sugef cuál será el procedimiento de venta de ambas carteras, plan al que el regulador deberá dar un visto bueno.

Así, a más tardar el 16 de junio, se definirá cuál será la ejecución del plan, cómo se venderá la cartera, cuál será el procedimiento de compra a seguir (para los bancos interesados en adquirirla), entre otros.

Asimismo, se hará un mapeo de cuántos colaboradores están asociados a labores de intermediación financiera y cuántos son los que realmente necesita la operación del banco en el mediano y largo plazo.

Al respecto, el Gobierno trabaja desde inicio de año en un proyecto de ley que buscará dar un giro a la operación de Bancrédito para transformarse en un banco de fomento y desarrollo.

Segura afirmó que el borrador de este proyecto de ley estará listo a mediados de junio y al cierre de ese mismo mes sería presentado a la Asamblea Legislativa.

La propuesta gira entorno a un banco que fomente los proyectos de infraestructura y obra pública, y también se estudia la incorporación de la utilización de la figura del fideicomiso.