Banhvi capta más en el mercado para impulsar sus créditos

Colocará ¢18.350 millones este año

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) espera impulsar sus créditos en lo que resta del 2017.

Y eso podría explicar que tenga una estrategia de aumentar sus captaciones de entidades financieras.

El Banco, que ofrece créditos para vivienda a tasas competitivas, quiere colocar ¢18.350 millones en créditos al cierre del 2017.

Hasta mayo de este año, tenía colocados ¢5.000 millones, lo que significa que deberá prestar, por mes, casi el doble de lo que coloca ahora para llegar a esa meta, en un año en que también arrastra una baja en sus ganancias.

Durante el año pasado, mostró un crecimiento de sus activos, pero más de su pasivos. No obstante, tuvo un decrecimiento de sus utilidades netas.

El año pasado, los activos del Banco crecieron un 5,8% y la cartera de crédito 9,67%, con respecto al mismo periodo del año anterior.

Aunque las cifras de crecimiento son menores a las de los dos años previos, para mayo del 2017 los activos habían crecido 15,2% (interanual) y la cartera de crédito un 14,12%.

Entre tanto, los pasivos aumentaron 1,71% al cierre del 2016 pero mostraron un crecimiento de 34,9% a mayo de este año.

LEA: Tasas de interés para préstamos le huyen a la presión por ahora y se mantienen estables

El principal aporte de ese incremento fueron las obligaciones con entidades financieras del país que, según comenta Alexander Sandoval Loría, subgerente financiero de la entidad, surge como una estrategia para obtener mayores opciones de fondeo y otorgar más créditos.

En su informe de calificación de riesgo de octubre anterior, la firma SC Riesgo ya había apuntado que las captaciones con entidades representa la mayor parte del pasivo y estaban creciendo.

“Resulta importante mencionar que la estrategia de fondeo del Banco buscará seguir la línea de diversificación de plazos, instrumentos y costos, aspecto condicionado al comportamiento del mercado y a la posición financiera de la entidad”, añadió la firma.

Empero, al observar el estado de resultados al cierre del 2006 y lo que llevamos del 2017, algunos rubros no están arrojado resultados positivos.

En el 2016, se dio una caída en los ingresos y un crecimiento en los gastos, lo que ocasionó una caída en las utilidades.

A diciembre de ese año, las ganancias mostraron un decrecimiento de 2,51% y a mayo de este año del 12%.

infografia

Sin embargo, Sandoval asegura que esa disminución se da por temas coyunturales y no por situaciones estructurales o propias del negocio del banco.

“Durante el 2015, se realizaron operaciones e inversiones extraordinarias que se toman como ingresos y que no tuvimos durante el 2016. También nos favoreció que durante ese año las tasas eran más altas y, al tener los créditos asociados a la Tasa Básica Pasiva, los resultados se ven en las utilidades”, admitió Sandoval.

LEA: Tasa Básica Pasiva sube un punto porcentual en junio y llega a 5,70%

Además, aclaró, que durante el 2016 se vio una caída en las tasas y eso tuvo un impacto en los rendimientos, aunque poco significativo.

Empero, la tendencia se mantuvo también durante los cinco primeros meses del 2017.

“Este año hemos tenido otros factores que han afectado las utilidades, como el incremento en el gasto de planilla o la renovación de aspectos tecnológicos. Además de una menor colocación de créditos que esperamos que se revierta en el segundo semestre del 2016”, aseguró.

Pese a los resultados, está optimista en cuanto a las expectativas que tienen para la segunda mitad de este año.

Su estimación es que la cartera de créditos crezca un 8%.

En cuanto a las utilidades, asegura que alcanzarán los ¢5.000 millones, ¢800 millones por debajo de lo que se obtuvo a diciembre del 2016.

“El tema del crecimiento no lo vemos desde un punto de vista comercial, sino de sostenibilidad. La idea es no trasladar los gastos que tenemos a nuestra tasa de interés”, afirmó Sandoval.

Sostenbilidad y financiamiento