El principal impacto de una salida de Inglaterra de la Unión Europea sería en el sector financiero, afirma especialista

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 21 junio, 2016

La tranquilidad en las diferentes bolsas de valores, en especial en Estados Unidos, estará a prueba estos días, durante y después de este jueves 23 de junio, cuando Gran Bretaña tenga el referéndum sobre su salida o permanencia dentro de la Unión Europea.

A este proceso se le ha conocido como "brexit", como una palabra en inglés que abrevia la frase "salida británica".

El analista de mercados internacionales y gerente general de Aldesa Fondos de Inversión, Douglas Montero, explicó que una de las consecuencias del resultado de esta consulta popular pueden ser cambios en el valor de libra esterlina frente a otras monedas fuertes como el dólar o el euro.

"Los dos (Europa y Gran Bretaña) se van a ver perjudicados, por la parte financiera es por donde creo que más se va a ver afectados porque Inglaterra tiene un trato preferencial. Los bancos ingleses pueden utilizar la unión económica para vender servicios financieros, pensiones, seguros; pero si ya no están dentro de la Unión, no lo van a poder hacer" dijo Montero en una entrevista con EF.

Mientras tanto, el mercado accionario estadounidense cerró este martes 21 con ganancias y el índice Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subió un 0,14%, en una jornada con nuevos comentarios de la Reserva Federal y la atención puesta en el "brexit".

Empero, la jornada se contagió con la incertidumbre que existe por el resultado del referéndum y el impacto que puede tener en los mercados globales.

En una comparecencia ante un comité del Senado, la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, reconoció que si el Reino Unido abandona la UE ello podría generar riesgos "significativos" para la estabilidad financiera global.

Yellen dijo que el banco central estadounidense seguirá manteniendo "cautela" a la hora de aplicar una nueva subida en las tasas de interés de referencia, posterior a la que hubo en diciembre pasado.