Mapfre, ASSA y el INS aplicaron cambios en la oferta de pólizas de vehiculares para bajar gastos

Por: María Fernanda Cisneros 9 octubre, 2016
 La relación entre primas recibidas y siniestros pagados en las pólizas de autos se mantiene positiva con una cifra de 1,77 puntos. Cuando la cifra se acerca a cero, las finanzas peligran pues los gastos superan los ingresos.
La relación entre primas recibidas y siniestros pagados en las pólizas de autos se mantiene positiva con una cifra de 1,77 puntos. Cuando la cifra se acerca a cero, las finanzas peligran pues los gastos superan los ingresos.

La baja en el pago de siniestros en las pólizas vehiculares le dio más aire a tres aseguradoras en los primeros siete meses del año.

Mapfre, ASSA y el Instituto Nacional de Seguros (INS) lograron reducir estas erogaciones en un 27,9%, 16,5% y 6,5%, respectivamente.

Y eso permitió que el INS y Mapfre tuvieran una relación positiva entre el ingreso por primas de seguro de vehículos y el gasto por siniestros.

Estas empresas aplicaron varios medidas para lograrlo: descuentos, recargos según el comportamiento del cliente y otros.

El INS registra un ingreso de $154,5 millones en primas (una reducción de 8,4%), mientras que Mapfre percibió una caída de 2,6%, para $2,9 millones.

ASSA, por su lado, logró el panorama más adecuado pues, además de reducir el desembolso de dinero por la ejecución del riesgo previsto en la póliza, también aumentó sus ingresos en un 23%.

De la misma manera, Quálitas, Lafise Seguros y Oceánica de Seguros ofrecen pólizas de autos.

En el último año, el ingreso por primas de Quálitas tuvo un repunte de 70% y sus resultados la ubican como líder entre las aseguradoras privadas, en el segmento de autos.

Aunque la entidad no presenta reducción en siniestros, estos crecen menos que su ingreso.

Lafise Seguros, por su parte, registra una relación más estrecha entre ingresos y siniestros.

Por último, los gastos de Oceánica de Seguros crecen por encima de sus ingresos, pero las primas siguen siendo más altas.

A julio, el ramo de autos toma el 32% del ingreso por primas de la industria de seguros, lo que equivale a unos $180 millones, un 3% menos que hace un año.

Empero, la cifra sigue siendo más alta que los siniestros ($102 millones), con una ligera reducción respecto al año pasado.

La estrategia contra siniestros

Al ahondar en las tres entidades que bajaron su siniestralidad, se observa que responde a varias medidas.

Mapfre, Assa y el INS aplicaron cambios en su oferta de pólizas. Entre las medidas están descuentos, revisión de los deducibles, recargos sobre el monto de la prima del seguro, según el comportamiento siniestral del cliente, y criterios de suscripción.

Destaca el deducible como participación del asegurado en la pérdida, es decir, el monto que debe aportar el asegurado al reparar el auto.

Ese monto motiva a que el asegurado haga lo que esté a su alcance para evitar que se materialice un siniestro o que, cuando ocurra, el monto por indemnizar sea razonable y contenga el gasto de la reparación, explicó Grace Segura, subjefe dirección técnica de Suscripción del INS.

El INS aún maneja una póliza exenta del pago de deducible, pero bajo ciertos requisitos. Además, ahora ofrece distintas opciones de seguro, dentro de la cobertura “D” Colisión o vuelco del seguro voluntario.

Por ejemplo, en la aplicación ordinaria de deducible, a la pérdida bruta se le aplicará un deducible mínimo de ¢150.000 o se multiplica por 20%.

ASSA hizo revisiones a los porcentajes de deducibles que venían manejando. Esta aseguradora nunca ha ofrecido “cero deducible”, sino que basa su oferta en deducibles porcentuales, según el daño.

Finalmente, las otras tres entidades que ofrecen este tipo de pólizas también ejecutaron el cambio en el deducible.

infografia