Banco Central emitió el criterio favorable para las operaciones el pasado 19 de mayo

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 23 mayo, 2016

Cinco cooperativas de ahorro y crédito solicitaron autorización para obtener endeudamientos externos por una suma total de $99 millones, según las publicaciones de acuerdos de junta directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

De acuerdo con la Ley Orgánica del BCCR, todo endeudamiento externo de las entidades financieras supervisadas debe informarse de previo. Además, la Ley de Regulación de la Actividad de Intermediación Financiera de las Organizaciones Cooperativas indica que, en particular, estas organizaciones deben tener la aprobación de la entidad emisora para endeudamientos internacionales.

Endeudamiento externo de cooperativas

Entidad

Monto total del préstamo

Emisor de la operación

Coocique

$1 millón

Fondo Incofin CVSO

Coopeservidores

$35 millones

Banco Interamericano de Desarrollo, CorporaciónInteramericana de Inversiones y el Banco Internacional de Costa Rica

Coopecaja

$30 millones

Banco Internacional de Costa Rica

Coopenae

$24 millones

Symbiotics S.A.

Coopealianza

$9 millones

Corporación Interamericana de Inversiones y Banco Internacional de Costa Rica

Una de las cooperativas que solicitó el mayor volumen de créditos fue Cooperservidores, la cual desde octubre del 2015 gestionó un contrato de crédito por $25 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), $5 millones con la Corporación Interamericana de Inversiones y elevar a $5 millones la línea de crédito revolutiva contratada con el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa).

Algunas de estas cooperativas ya cuentan con otras operaciones de endeudamiento externo, tal es el caso de Coopeservidores y Coopenae.

Todo préstamo que viene del extranjero hacia una entidad financiera local debe reservar el 15% por el encaje mínimo legal establecido por el BCCR.

En todos los casos, el Central recomendó a las cooperativas la adopción de medidas que permitan reducir el riesgo cambiario.

Por ejemplo, en el caso de Coopeservidores, le sugirió a la administración que esos recursos procure dedicarlos a financiar actividades que generen divisas.

"Se sugiere a dicha institución que realice, en forma estricta, las pruebas de tensión que requiera para determinar si el deudor es capaz de enfrentar variaciones del tipo de cambio sin entrar en problemas de morosidad", señaló el Central.