La decisión responde a la orden del juez estadounidense Thomas Griesa de prohibir el pago de bonos reestructurados en dólares bajo legislación argentina que maneja el banco, así como a las amenazas de Argentina de sancionarlo por incumplir la ley local

Por: Agencia AFP 17 marzo, 2015
Gobierno recibió carta de la entidad bancaria que anuncia despidos de más de 700 empleados en el país.
Gobierno recibió carta de la entidad bancaria que anuncia despidos de más de 700 empleados en el país.

Nueva York.- Citibank anunció el martes al juez federal estadounidense Thomas Griesa su intención de dejar de operar "cuanto antes" con bonos reestructurados de deuda argentina, tras la prohibición del pago de intereses de esos títulos en el marco del pleito entre Buenos Aires y fondos especulativos.

"Citibank ha decidido ordenar a su filial argentina desarrollar y ejecutar un plan de salida del negocio de custodia (de bonos) en Argentina tan pronto como sea posible", señala una carta presentada por la abogada del banco Karen Wagner en los tribunales de Nueva York.

Según Citibank, la decisión responde a la orden de Griesa del 12 de marzo de prohibir el pago de bonos reestructurados en dólares bajo legislación argentina que maneja el banco, así como a las amenazas de Argentina de retirarle su licencia y sancionarlo por incumplir la ley local.

Según Griesa, ese pago de Citibank, cuyo próximo vencimiento está previsto para el 30 de marzo, violaría su fallo a favor de fondos especulativos que ganaron un juicio a Argentina por $1.330 millones por títulos en default desde 2001.

En su carta, Citibank vuelve a pedir al juez que suspenda de manera limitada su decisión, algo que Griesa ya se negó a hacer el lunes, colocando al banco al borde del abismo legal por la cercanía del nuevo vencimiento.

Hasta el momento, Griesa habilitó tres pagos trimestrales de Citibank al tiempo que mantiene bloqueado desde julio pasado en el Bank of New York (BoNY) un depósito de $539 millones que efectuó Argentina para tenedores de bonos reestructurados en dólares bajo legislación estadounidense y en euros bajo legislación británica.

Con esta medida, que llevó al país a un default parcial sobre su deuda canjeada en 2005 y 2010, el juez busca que se cumpla su sentencia que obliga a pagar a fondos que Argentina denomina "buitres".

Citibank tiene la posibilidad de apelar la prohibición de Griesa ante un tribunal de segunda instancia, pero aún no lo ha hecho a pesar de haber indicado al juez que tramitaría esa demanda.

"Citibank Argentina continuará buscando todo los remedios legales disponibles para suspender y revertir la decisión del 12 de marzo", indicó el martes el banco en un comunicado, asegurando ser "sujeto de un conflicto internacional de leyes sin precedentes".

El gobierno argentino quiere circunscribir el default a los bonos emitidos bajo legislación estadounidense. Por el contrario, los fondos especulativos NML Capital y Aurelius instan a Griesa a mantenerlo lo más amplio posible para redoblar la presión.

El pasado 13 de febrero, un juez británico dictaminó que una cuenta del BoNY en Londres para pagar deuda argentina en euros está cubierta por la ley inglesa, aunque evitó ordenar que se libere la transferencia para no inmiscuirse en el litigio que lleva adelante Griesa.

Argentina está pendiente además de demandas del resto de los tenedores de bonos de deuda argentina en default que quieren sumarse al fallo a favor de los fondos especulativos, y que hicieron sus presentaciones ante Griesa hasta el 2 de marzo.

Los denominados "me too" (yo también) forman parte, como los fondos "buitre", del 7% de tenedores de bonos impagos desde 2001 que no entraron en los canjes que efectuó Argentina con importantes quitas y una aceptación del 93%.