Mitigue el riesgo cambiario de su empresa con una cobertura

Ante la llegada oficial de la flotación administrada, los contratos de diferencia surgen como una opción

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

A una semana de que el Banco Central anunció la flotación administrada, el mercado financiero ofrece una alternativa que le permite a las empresas, con exposición cambiaria, protegerse ante una posible volatilidad del tipo de cambio.

Se trata de las coberturas cambiarias o contratos de diferencia, mediante los que un empresario puede pactar un tipo de cambio que prevalecerá por cierto plazo.

Actualmente, tres bancos y seis puestos de bolsa están autorizados para ofrecer este tipo de contratos en el país. Las condiciones (plazo y monto) varían según la entidad.

De ellos, solo Aldesa y Acobo aún no cuenta con un producto de este tipo, aunque sí tienen el permiso para ofrecerlo. Según Juan Carlos Herrera, director de Aldesa Puesto de Bolsa, la unidad está evaluando el mercado, a fin de determinar cuál podría ser el producto más apropiado.

¿Cómo funcionan?

El contrato de diferencia es un acuerdo entre dos partes, una que tiene la necesidad de vender dólares y otra que requiere comprarlos. Para ello, definen un monto que beneficie a ambos.

Los posibles clientes están conformados por exportadores, importadores o especuladores, aunque estos últimos no son el público meta de la mayoría de las entidades financieras.

En la negociación, los involucrados definen una fecha de cierre del contrato, que concuerda con el día en el que necesitarán el dinero. Al llegar esa fecha, se liquida la diferencia entre el tipo de cambio del contrato y el que está vigente ese día.

Si en ese momento, el tipo de cambio es más bajo que lo pactado, el vendedor recibiría la diferencia. Si es mayor, entonces tendría que cancelarla.

Por ejemplo, si un exportador necesita vender $1 millón al final de marzo y un importador busca comprar ese mismo monto, ambos firman un contrato en el que pactan un tipo de cambio de ¢545.

Si en marzo el tipo de cambio es de ¢565, entonces, el importador va a al mercado de divisas, y compra $1 millón por un valor de ¢565 millones. Bajo el contrato de diferencia, recibe ¢20 millones, equivalentes a los ¢545 de tipo de cambio.

Por su lado, el exportador va al mercado de divisas, vende $1 millón y recibe ¢565 millones, por lo que paga ¢20 millones, explicó Alberto Quirós, director de la división bursátil del BAC San José.

Aunque haya que cancelar una diferencia, no se considera una pérdida del todo, porque el empresario cubrió sus finanzas ante un posible riesgo y aseguró el tipo de cambio que le funcionaba para los flujos de su negocio, añadió Marco Antonio Chaves Rodríguez, analista de mercados internacionales y análisis económico de INS Valores.

Algunas entidades solicitan una garantía para asegurar que las dos partes cumplirán con sus obligaciones.

Cobertura en flotación

La principal ventaja de este producto es que permite asegurar los flujos de una empresa, debido a que se sabrá de antemano cuánto dinero recibirá por las ventas o compras en dólares que realice a un plazo definido.

Ante la decisión del Banco Central de adoptar el régimen de flotación administrada, se espera que estos contratos aumenten su atractivo .

“La volatilidad experimentada en el primer trimestre del 2014 dio un impulso adicional al dinamismo de este mercado, por lo que el cambio de régimen cambiario sería un incentivo más para su desarrollo”, dijo Bernardo Alfaro, subgerente general de Finanzas y Riesgo del Banco Nacional.

Sin embargo, el anuncio se dio en un periodo de relativa estabilidad cambiaria, gracias a una intervención más activa de la autoridad monetaria, algo que se ha mantenido hasta el momento.

Sobre este tema, el Programa Macroeconómico 2015-2016 establece: “en este régimen, el Banco Central permitirá que el tipo de cambio sea determinado libremente por el mercado cambiario, pero podrá participar en ese mercado con el fin de atender los requerimientos netos del Sector Público no Bancario, las necesidades propias e, intervenir de manera discrecional, con el fin de evitar fluctuaciones violentas en el tipo de cambio”.

Tanto bancos como puestos de bolsa autorizadas a ofrecer el producto concuerdan en que una mayor volatilidad dinamizaría aún más la demanda de los contratos.

Lo ideal sería que los clientes no reaccionen ante un riesgo, sino que lo hagan de manera preventiva, recomendó Chaves.

¿Qué ofrece el mercado?

Estas son las condiciones que aplican en los créditos personales hoy.

Entidad Plazo Monto mínimo del contrato
Bancos
Banco Nacional3 días a 1 año$50.000
Davivienda30 a 365 días$100.000
Puestos de bolsa
Acobo VistaAldesaEstán autorizados por la Bolsa Nacional de Valores (BNV) para ofrecer el producto, pero no brindan una alternativa actualmente.
BAC San José1, 2 y 3 meses $10.000. No se cobra garantía.
BCR ValoresLas características de los contratos de diferencia están sujetas a la normativa de la BNV.
BCT90 días en su mayoríaLas condiciones se adaptan a las necesidades de los clientes.
INS ValoresMáximo de 180 días$10.000 y sus múltiplos. La garantía inicial mínima de 10% del monto negociado o el resultado de la volatilidad semestral del tipo de cambio por 1,5 veces.
Sostenbilidad y financiamiento