Confianza del consumidor cumple 9 meses de desaceleración

Hay mejoría en optimismo para adquirir vehículo y casa, por la expectativa de tasas de interés a la baja

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/confianza-ICC-Indice_de_Confianza_del_Consumidor-Unimer-consumo-economia-tasas_de_interes-tipo_de_cambio_ELFCHA20150508_0001_5.jpg
    326x204
    Confianza del consumidor cumple 9 meses de desaceleración
    / 08 MAY 2015

index

El pesimismo de los consumidores adquiere más fuerza desde agosto del año pasado.

Las razones de la baja en la confianza se resumen en un panorama difícil para hacer negocios, un desempleo sin mejora y expectativas desfavorables sobre la economía personal y familiar.

Donde sí hay una leve mejora, es en la valoración sobre si es un buen momento para comprar casa y vehículo, mejora impulsada por la baja en las tasas de interés.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de EF cerró el mes pasado en 3,8 puntos, el peor puntaje de este 2015.

A la vez, se ubica muy cerca del nivel más bajo que ha reportado la medición desde el 2009, a saber, de 3,7 puntos registrado en noviembre de 2013.

La caída de abril era predecible, ya que es una época del año en la que la confianza suele caer. Sin embargo, se agudizó tras una tendencia al alza del pesimismo en los últimos nueves meses.

El índice utiliza una escala de 1 a 10, en la que un puntaje mayor a 5 refleja el positivismo del consumidor. La última vez que se obtuvo un nota de confianza fue en abril del 2011.

Esta medición la construye Unimer para EF, mediante una encuesta telefónica a 400 hogares. Consta de cinco preguntas sobre la situación económica del hogar, expectativas sobre la economía y la compra de bienes discrecionales.

En esta oportunidad, el trabajo de campo se realizó del 25 de marzo al 25 de abril pasados.

Desempleo y negocios nublados

La confianza del consumidor se ve empañada por expectativas negativas sobre la economía familiar y personal.

Un 43% considera que la situación económica está peor que la de hace un año, mientras en febrero pasado era un 32%.

Además, la cantidad de hogares que espera que las condiciones actuales se mantengan en un año bajó ocho puntos porcentuales (29%), respecto a la medición previa.

Las expectativas pesimistas de los compradores sobre sus finanzas toman fuerza a raíz de niveles de desempleo altos.

En la medición de abril, disminuyó la cantidad de personas que esperaban que sus ingresos no varíen, aspecto motivado por la incertidumbre sobre si perderán su puesto de trabajo.

La expectativa de desempleo alcanzó el punto más alto desde el 2008, con un 67%, mientras un año atrás rondaba el 50%.

El 2014 dejó como resultado el aumento de 31.000 personas desempleadas, según la Encuesta Continua de Empleo (ECE), lo que se traduce en un total de 220.000 sin un puesto de trabajo.

Al cierre del 2014, la tasa nacional de desempleo rozó el 10%.

También una economía menos dinámica genera cautela en las decisiones de la población.

La actividad económica registró su décimo mes consecutivo de desaceleración en febrero pasado, con un crecimiento interanual de 2,2% en el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE).

En relación con el ambiente de negocios, el 77% de las personas considera que las condiciones están peor que en el 2014.

Según el economista Luis Mesalles, se nota un avance muy lento del Gobierno en la búsqueda de soluciones para mejorar el clima de negocio, lo que, sumado a un IMAE en desaceleración, se traducirá en menos posibilidades de que el desempleo disminuya.

En tanto, el índice sí mejoró en la compra de casa y de vehículo.

El 55% de los hogares considera que es un mal momento para comprar casa, mientras en febrero pasado ese grupo era 12 puntos porcentuales mayor. También, el 22% considera que es tiempo de comprar carro, mientras que el dato era 5 puntos más bajo en la medición anterior.

La facilidad para obtener un préstamo y precios más bajos, motivan el leve optimismo.

Además, la baja en las tasas de interés ayuda. Por ejemplo, la Tasa Básica Pasiva (TBP) pasó de 7,20% a inicio de año, a 7,05% el miércoles pasado. A su vez, el tipo de cambio estable y la baja inflación se unen para generar un mejor panorama.

Aún así, el mercado percibe la misma cautela que se sintió desde la elecciones presidenciales, afirmó Guillermo Carazo, presidente de la Cámara Costarricense de Construcción.

Sostenbilidad y financiamiento