Ministerio encontró incumplimientos en la oferta de compras a cuotas sin intereses o de tasas preferenciales, programas en los que la información al consumidor está ausente

Por: María Fernanda Cisneros 21 diciembre, 2016
El estudio de tarjetas de crédito y débito es realizado por la Dirección de Investigaciones Económicas y de Mercado del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (Meic).
El estudio de tarjetas de crédito y débito es realizado por la Dirección de Investigaciones Económicas y de Mercado del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (Meic).

A octubre de este 2016, el saldo de la deuda de las tarjetas de crédito era de ¢1 billón, incluyendo la deuda en plásticos en dólares y en colones, una cifra mayor a la de hace un año.

No obstante, la morosidad en los plásticos más bien se ha reducido.

Ese monto corresponde a un 3,34% del Producto Interno Bruto (PIB), y evidencia un crecimiento de 20% con respecto al mismo periodo del 2015.

El incremento se traduce en ¢168.130 millones más de endeudamiento en estos plásticos en el último año (octubre 2015 - octubre 2016).

Estas cifras provienen del estudio de tarjetas de crédito de la Dirección de Investigaciones Económicas y de Mercado, del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

Más allá de la deuda, el estudio también analiza el comportamiento de la morosidad de 1 a 90 días y más allá de ese plazo. En esta oportunidad, ambas presentaron una reducción.

La morosidad de 1 a 90 días se ubicó en 7,09%  , mientras hace un año era 1,45 puntos porcentuales más alta  .

Por su lado, la mora a más de 90 días se mantuvo estable y aunque presentó una reducción menor, se destaca que no ha aumentado. Esta última es de 4,06%, 0,53 puntos porcentuales por debajo de la cifra de octubre de 2015.

Además, al corte del 31 de octubre, los costarricenses cuentan con 2.334.437 tarjetas de crédito en sus manos, y en el último año entraron en circulación más de 233.000 nuevos plásticos.

El mercado está compuesto por 31 emisores y 468 tipos de tarjetas.

Con respecto a las tasas de interés en colones, en ocho de cada diez plásticos oscilan entre 40% y 50%. En dólares, la misma porción se ubica entre 30% y 38%.

Incumplimiento en programas

En esta edición, el estudio ahondó en los programas especiales (compras a cuotas sin intereses o tasas preferenciales) que ofrecen las tarjetas de crédito, en donde encontró una serie de incumplimientos que le impiden al consumidor tener claras las condiciones del producto.

Ante los desalentadores resultados, el Ministerio destacó la importancia de modificar el Reglamento de Tarjetas de Crédito y Débito.

El análisis incluyó a 12 emisores de tarjetas: Bancrédito, BCT, Banco de Costa Rica, CrediSimán, Credix, Credomatic, Davivienda, Lafise, Banco Nacional, NovaScotia, Scotiabank y Promerica.

Los incumplimientos detectados fueron la falta de claridad de la información, la carga financiera (entendida por comisiones o cargos administrativos), la desinformación sobre las penalidades que afectan este tipo de créditos por atrasos en el pago y la inexistencia de prodecimientos claros para realizar pagos anticipados.

Por otro lado, "en algunos estados de cuenta, no se separa la información del programa especial en una cuenta aparte como lo establece el artículo 17 del Reglamento de Tarjetas de Crédito", indicó el comunicado de prensa.

Además, en todos los casos no se da a conocer información previa al consumidor sobre las condiciones, comisiones, gastos y penalizaciones asociadas.

Según el MEIC, algunas entidades han ido corrigiendo estos inconvenientes o se comprometieron a hacerlo en el corto plazo.