Más del 60% de la población piensa que la falta de ingresos afecta adquisición de bienes discrecionales

Por: María Fernanda Cisneros 8 noviembre, 2015

Más del 60% de los consumidores considera que es un mal momento para comprar casa y vehículo, debido a la insuficiencia de ingresos en sus hogares.

Aunque las tasas de interés se encuentran en niveles bajos, gran parte de la población tiene la expectativa de que suban.

A lo anterior se suma que los jefes de hogar consideran que las condiciones de trabajo y negocios están peor que hace un año, y esa variable que afecta su consumo y desinfla la valoración sobre si es un buen momento para endeudarse.

Gráfico: Confianza del consumidor
Gráfico: Confianza del consumidor

En contraste, el mercado sigue agilizando la construcción de vivienda y hay agencias de vehículos que han obtenido buenos resultados este año.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de EF de octubre pasado arrojó estos resultados y mostró que la desconfianza prevalece.

El estudio, elaborado por Unimer, muestra la percepción de los compradores sobre la economía familiar, empleo, compras y otras variables.

Gráfico: Pesimismo en compra de casa y auto
Gráfico: Pesimismo en compra de casa y auto

El informe de octubre ubicó al ICC en 3,6 puntos, mismo nivel que ha mantenido desde junio pasado, y también el menos alentador de este 2015.

Esa cifra refleja un escenario negativo porque el índice utiliza una escala de 1 al 10, donde una cifra menor a 5 puntos significa que las opiniones negativas superaron a las positivas.

La muestra del ICC es de 400 jefes de hogar, encuestados vía telefónica, entre el 1 y el 21 de octubre, con cinco preguntas sobre la economía familiar y nacional.

Mal momento para comprar

En el más reciente informe del ICC destaca que el 68% de los encuestados considera que es un mal momento para comprar casa, en contraste con el 56% de hace un año.

La mayoría de los que coinciden con esa premisa son hombres con un nivel socioeconómico bajo y baja escolaridad.

Sin embargo, las bajas expectativas también son adoptadas, por la población con grado universitario y con un nivel socioeconómico alto.

Mientras, el 63,5% de los consumidores considera que es un mal momento para comprar auto, muy por encima del 51,8% de octubre de 2014.

La razón más mencionada (49%) por los compradores para justificar esa valoración es la insuficiencia de ingresos.

De hecho, los ingresos de los hogares mostraron un decrecimiento en el último año.

En ese periodo, el primer quintil percibió una reducción real de 17% en sus ingresos, para un total de ¢194.540 en este año, según cifras deflatadas por EF, de los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

En los quintiles 2 y 3, considerados como la clase media costarricense, el ingreso tampoco aumentó en el último periodo.

En el segundo quintil el ingreso pasó de ¢459.759 en 2014 a ¢458.254 este año. Mientras, en el tercer quintil pasó de ¢729.165 a ¢724.950, en el mismo lapso.

Más allá del ingreso, otras variables también podrían estar impulsando las expectativas negativas de los compradores.

Las tasas de interés representan una de esas variables, pues aunque han mostrado una tendencia a la baja, las perspectivas a nivel nacional evidencian que eventualmente deberán subir.

El 45% de los jefes de hogar esperan un alza de las tasas de sus préstamos de dinero en los próximos 12 meses, según el ICC.

El alza llegaría ante el posible anuncio de alza de tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) y la presión del déficit fiscal sobre el mercado local, explicó Luis Mesalles, economista.

La misma situación fiscal del país sería una tercera causa de las expectativas negativas de la población, que considera que su ingreso disponible puede verse afectado por la implementación del paquete de impuestos o el recorte de gasto que ejecute el Gobierno, añadió Mesalles.

Por último, el desempleo continúa desinflando las expectativas del consumidor.

En el segundo trimestre de este año, la tasa de desempleo se ubicó en 9,5% –es decir, 217.933 costarricenses–, según el INEC.

El 82% de la población considera que la situación de empleo y negocios está peor que hace un año y el 63,8% que estará peor dentro de 12 meses, según el ICC.

Entre tanto, las expectativas pesimistas no han detenido al mercado de la construcción de vivienda ni de venta autos.

Para los 12 meses comprendidos entre octubre de 2014 y setiembre de 2015, el segmento de vivienda ha evidenciado un incremento del 6,6% (respecto del mismo periodo previo) en los metros cuadrados tramitados ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, de acuerdo con Guillermo Carazo, presidente de la Cámara de Construcción.

En tanto, agencias de autos como Nissan califican el 2015 como un año positivo y tienen buenas expectativas para el 2016.