Incertidumbre por proceso electoral y nueva reforma fiscal estarían entre las trabas al crecimiento

Por: Édgar Delgado Montoya 21 noviembre, 2013
Las bajas tasas de interés estimularían la demanda de crédito y eso impulsaría la producción en el 2014, según Aldesa
Las bajas tasas de interés estimularían la demanda de crédito y eso impulsaría la producción en el 2014, según Aldesa

Costa Rica tendría un crecimiento levemente mayor al esperado por el Banco Central el próximo año, gracias a que la economía internacional lograría una mejor recuperación y las tasas de interés locales seguirán bajas y estables, según estimó el Grupo Bursátil Aldesa.

Para el 2014, el aumento real del PIB estará entre 3,80% y 3,95%, según la firma especializada, con lo cual estaría por encima de lo que proyecta el Central (3,7%) y cercano a lo que estima el Fondo Monetario Internacional (FMI), es decir, un 3,8%.

Asimismo, Aldesa espera que la inflación se mantenga en los parámetros actuales (entre 4,50% y 5,0%) y las tasas de interés se mantengan estables al menos en el primer semestre del próximo año, lo mismo que el tipo de cambio del dólar.

Adriana Rodríguez, jefa de Estrategia de la firma, afirmó que se espera una reactivación de la producción industrial de Estados Unidos, además de una recuperación de Europa. Eso ayudaría al crecimiento de la zonas francas del país.

En cuanto a la demanda interna, la analista señaló que las tasas de interés bajas y estables permitirán una reactivación del crédito y, por lo tanto, del consumo.

Sin embargo, entre los elementos que pueden generar trabas a ese crecimiento enumeró el crecimiento de la deuda pública y el déficit fiscal, además de la discusión sobre la nueva reforma fiscal. Agregó que si el país no logra ponerse de acuerdo en la reforma perdería su calificación de riesgo internacional y eso provocará dificultades a la hora de colocar un nuevo eurobono (de $1.000 millones).

Entre las otras trabas mencionó la incertidumbre política, el atraso en proyectos de infraestructura y la contención del gasto público.

A nivel internacional, Hernán Varela, oficial de Riesgo de Aldesa, explicó que Estados Unidos podría superar el crecimiento estimado (del 2,5%), lo cual también representa un cambio en los "focos" de crecimiento mundiales, pues en el 2014 ya no serán las economías emergentes, sino los países industrializados los que llevarán el peso, entre ellos, Japón y algunos países de Europa.

A esto se suma que la Reserva Federal (Fed) continuará con su política de relajación monetaria, posiblemente hasta el 2015, lo cual mantendrá las tasas de interés internacionales bajas.

Precisamente, en relación a las tasas de interés locales, Rodríguez mencionó que sería positivo que el Banco Central considere una nueva reducción de su Tasa de Política Monetaria (TPM) para estimular el crecimiento del país.