Clientes no generadores de dólares acaparan los préstamos para vehículos

95% de préstamos para vehículos está entre clientes que ganan en colones

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Los créditos en dólares girados para la compra de vehículos y otorgados a clientes no generadores de divisas (con ingresos en colones) ocupan el 95% de esa cartera.

Esta proporción es significativa si se toma en cuenta que del crédito total en dólares del sistema financiero, el 70% está en manos de este tipo de cliente aunque esa porción ha venido disminuyendo.

Estos datos, con cierre a julio pasado, fueron suministrados a EF por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

El elevado porcentaje en los préstamos para automóviles se justifica en las bajas tasas de interés en dólares y, por ende, en las bajas cuotas de financiamiento.

Durante este año, la participación de los no generadores de dólares en créditos para vehículos se mantiene entre 96% y 95%.

En julio de este año, por ejemplo, el saldo de la cartera en dólares para autos era de ¢593.850 millones y los no generadores debían ¢566.328 millones.

En relación con los préstamos totales del sistema en dólares, que ascienden a ¢8,2 billones, los no generadores tenían ¢5,7 billones (el 70%). Hace un año, era el 76%.

Aunque el crédito en dólares a no generadores de divisas se ha mantenido en el rubro de vehículos, se ha reducido en otros sectores como en los préstamos a microempresas (un 14%), actividades de consumo (un 20%), en mediana empresa (17%) y en gran empresa (8%), según la Sugef.

LEA: Prestamos en dólares a no generadores de divisas pierden dinamismo

infografia

Mejores opciones

Los clientes del sistema financiero prefieren el crédito en moneda extranjera para financiar vehículos por varias razones.

Uno de los principales factores es que el financiamiento en dólares ofrece tasas de interés más atractivas que en colones, lo que a su vez implica cuotas bajas y más atractivas para los clientes.

Jorge Agüero, director de la Subgerencia de Desarrollo y Personas del Banco Nacional, asegura que la decisión sobre este tipo de productos se basa mayoritariamente en el valor de la cuota, pues el riesgo cambiario no es tan relevante.

Para Agüero, el crédito en dólares para autos es atractivo para personas que consideran que hay una sensación de estabilidad en el tipo de cambio, que sienten un impulso en la venta por parte de las mismas agencias y que valoran las ofertas de algunos intermediarios financieros.

Son entidades que prefieren colocar en dólares, y por eso ofrecen tasas y condiciones mejores que en colones.

Por su parte, Adriana Rodríguez, gerente de Análisis Económico de Scotiabank, comentó que en la compra de autos existe una actitud de menor aversión al riesgo cambiario en relación con otros tipo de créditos, como préstamos inmobiliarios, por ejemplo, que cuentan con plazos de más de 20 años.

Los créditos para vehículos no se extienden más allá de cinco o siete años y el riesgo cambiario percibido es menos abrumador que en otros casos, pues los saldos son relativamente manejables independientemente de las variaciones del tipo de cambio.

LEA: Bancos privados empujan la colocación de créditos de vivienda en Costa Rica

Los clientes no generadores de dólares son atraídos a por créditos en moneda extranjera debido a las bajas tasas y cuotas más cómodas. No obstante, para los bancos esto tiene un costo mayor, aunque algunos lo trasladan al deudor. [side_to_side]

“La población percibe además un compromiso por parte del Banco Central de evitar depreciaciones significativas de la moneda, algo que incentiva a asumir el riesgo sin internalizar las consecuencias de que el país atraviese por mayores niveles de volatilidad”, explicó Rodríguez.

La situación no es la misma cuando se adquieren otro tipo de productos, como créditos para vivienda, donde el plazo y el saldo de la deuda por amortizar son mucho más significativos respecto del ingreso y del patrimonio del cliente.

Por ello, la tendencia es que el deudor analice más en qué moneda endeudarse, ya que estará pagando la cuota por más tiempo y los grados de aversión al riesgo son más altos respecto de un crédito prendario (de vehículo).

Sin embargo, no todos los clientes que no generan divisas prefieren el crédito en dólares.

Según indicó el Banco Nacional, en los bancos públicos, la proporción aproximada de moneda extranjera sobre moneda nacional es de cerca del 30%. Es decir, que la colocación en colones predomina sobre la de dólares.

En el Banco Nacional, en el caso de vehículos, la relación es inferior, ya que el 77% de la colocación está en colones y 23% en dólares.

Sin embargo, la entidad no especificó qué proporción está en manos de clientes no generadores de dólares.

El costo de prestar

Para una entidad financiera, prestarle a un no generador de dólares no es lo mismo que prestarle a alguien que gana en moneda extranjera.

Por regulación de la Sugef, las entidades deben hacer una reservar cada vez que otorgan un crédito, sin embargo, el monto aumenta cuando se trata de clientes no generadores de divisas.

De acuerdo con la Sugef, “en los casos de créditos denominados en moneda extranjera colocados en deudores no generadores de divisas, se deberá aplicar además una estimación genérica adicional de 1,5% sobre la base de cálculo”.

LEA TAMBIÉN: Banca sufre al realizar más reservas por los préstamos

Esto quiere decir, que por cada crédito aprobado, la entidad debe reservar 1,5% adicional por el riesgo que implica prestarle a este tipo de cliente.

Adicionalmente, la suficiencia patrimonial (indicador que mide qué proporción del patrimonio cubre los activos riesgosos, como los créditos) se ve afectada ya que estos préstamos tienen más riesgo.

Agüero afirma que algunas entidades asumen el costo en función del volumen y otros lo trasladan a la tasa de interés, para no poner en juego sus utilidades, y lo trasladan al cliente.

Sostenbilidad y financiamiento