Promedio bajó 3 puntos porcentuales en lo que va del año y ya se acercan a los bancos estatales

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 14 agosto, 2016

Las tasas de interés en colones están a la baja y eso ahora lo pueden confirmar las cooperativas de ahorro y crédito, entidades caracterizadas por ofrecer rendimientos más altos a sus ahorrantes.

Solo en este año, estas organizaciones han modificado sus rendimientos hacia abajo y ya se están acercando a otros participantes del mercado.

En enero pasado, la tasa promedio de las cooperativas era de 9,47%, pero la reportada en la semana terminada el 2 de agosto anterior fue de 6,32%, 3,15 puntos porcentuales menos.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

Aunque la tendencia general del mercado es a la baja, el ajuste ha hecho que los rendimientos ofrecidos por las cooperativas se acerquen, por ejemplo, a los de los bancos estatales.

infografia
Así, en las tasas a un año plazo, estas organizaciones han hecho una variación de un punto porcentual promedio en lo que va del 2016.

Sin embargo, el ajuste de mayor magnitud a la fecha ocurrió para las operaciones que se pacten en el rango entre tres y menos de cuatro años.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

Para ese plazo, el descenso fue de dos puntos porcentuales.

Las mayores diferencias con respecto a la banca estatal es en los plazos más largos, según las tasas efectivas publicadas por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Transmisión

Desde el 2015, la tendencia en el país ha sido de disminución en las tasas de interés, en primer término, desde que el BCCR inició los descensos en la Tasa de Política Monetaria (TPM), el principal instrumento de esa entidad.

Posteriormente, vino el descenso de la Tasa Básica Pasiva (TBP), el cual se ha acentuado en el 2015 y que ha llegado a su nivel más bajo (5%) en los últimos seis años.

Según el BCCR, aún se mantiene el proceso de transmisión del descenso de las tasas de interés originado en los movimientos de la TPM, aunque en este momento es a un menor ritmo en comparación con el 2015.

Desde el punto de vista de las cooperativas, estos ajustes corresponden al seguimiento de esa tendencia que ha afectado a todo el sistema financiero.

Además, también es producto de un cambio en los costos de fondeo de esas entidades, así como una respuesta ante los competidores.

Otro de los factores que podría incidir en las tasas es una propuesta del BCCR para que las cooperativas utilicen inversiones en el Mercado Integrado de Liquidez, como mecanismo de inversión para la reserva líquida que se les exige.

En abril pasado, la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito adelantó que esa medida implicaría una reducción de un 4% en el rendimiento del portafolio de inversión.

Jorge Solano, gerente general de Coopemep, aseguró que el descenso se justifica por la tendencia de mercado, que ha ocurrido con más intensidad en las tasas de 6, 12 y 18 meses.

A pesar de estos movimientos, el margen con respecto a otros indicadores sigue sin mayores alteraciones. Eso sucede en la tasa promedio de las cooperativas que se utiliza para el cálculo de la TBP, los cuales muestran el descenso, pero la diferencia entre una y otra no se acorta.

Mientras que en enero pasado la diferencia era de 1,4 puntos porcentuales, la tasa vigente hasta el 17 de agosto era de 1,69 puntos.

Por su parte, Óscar Hidalgo, gerente general de Coopeservidores, insistió en que la tendencia afecta a todo el sector financiero debido, entre otras razones, a una alta liquidez monetaria.

Negó que debido a los ajustes, las cooperativas estén perdiendo atractivo en el mercado.

“Seguimos mostrando rendimientos más competitivos frente a la oferta que presentan otros intermediarios como bancos públicos y privados”, añadió.

A diferencia de otras instituciones financieras, en las cooperativas solo pueden invertir los socios o quienes hayan aportado al capital social de la entidad.

Adrián Álvarez, subgerente de Coopenae, afirmó que el descenso en tasas sí puede ser influenciado por los cambios regulatorios, los cuales impactan el margen de intermediación que, a su vez, los obliga a que el pago de las captaciones se tenga que mantener dentro de límites.

Johnny Saborío, gerente de Coopecaja, insistió en que los descensos no necesariamente obedecen a una mayor liquidez debido a que los créditos y sus colocaciones vienen respaldados con otras fuentes de fondeo como los aportes de capital y préstamos con bancos. La tendencia responde, en su criterio, a variables económicas externas.